Facturación electrónica obligatoria: ¿Cómo beneficia a las Pymes?

Hace unas semanas, mediante un decreto de urgencia publicado en el Diario Oficial El Peruano, la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) amplió el plazo para el envío de la factura electrónica y los recibos por honorarios electrónicos.

Inicialmente se estipuló que la medida tendría que realizarse a partir del 1 de enero del 2021. Sin embargo, ahora las empresas podrán realizarla hasta el 1 de julio del 2022.

Pero además de ser obligatorio, ¿Cuáles son los beneficios para que una empresa decida cambiar la virtualidad? Renzo León-Velarde, gerente general de Perufactura.pe, plataforma web de facturación electrónica de Digiflow, empresa de la Cámara de Comercio de Lima enfocado en pymes, nos indica las principales ventajas de ello.

  • Obtención de créditos bancarios.- Con la Facturación Electrónicalas empresas podrán sustentar ante las entidades bancarias su fortaleza financiera y de esta forma acceder a créditos bancarios. 
  • Ahorro en impresiones y almacenamiento.- muchas empresas tenían que destinar un presupuesto para realizar documentación y guardarlas, con el cambio, la empresa podrá economizar en ello.
  • Multifuncionalidad.- Antes se tenían que llenar documentos en un solo lugar, una oficina. Con el cambio se podrá realizar una factura desde una laptop, una tablet o un celular.
  • Seguridad y validez legal.- Tiene la misma validez que una firma manuscrita y es más fácil de verificar si el documento es original o adulterado.
  • Disponibilidad.- Se podrá realizar una factura o una boleta desde cualquier lugar, las 24 horas del día.
  • Información en tiempo real.- La entrega o búsqueda de una factura se realizará al instante.
  • Ventas por internet.- Este tipo de facturación facilita las ventas virtuales y permite que se realicen de manera sencilla.

Tomando en cuenta ello, se creó perufactura.pe que actualmente cuenta con una promoción de 3 meses de uso gratis. Una solución que permite emitir facturas, boletas, notas de crédito y débito de manera electrónica, los envía a la SUNAT y también a los clientes. Además, genera el registro de ventas, control de stock y carga masiva de productos y listado de clientes. Por ello, el emprendedor o la empresa no tiene que preocuparse de adquirir o renovar certificados digitales.