Orquesta Sinfónica Nacional presentó discos en homenaje a tres compositores peruanos del siglo XX

Lima.- La Orquesta Sinfónica Nacional del Perú presentó tres nuevos materiales de su serie discográfica “Maestros Clásicos Peruanos”, correspondientes a las obras de grandes músicos sinfónicos: Celso Garrido-Lecca, Francisco Pulgar Vidal y Theodoro Valcárcel.

Como parte de las actividades que conmemoran el Bicentenario de nuestra Independencia, el elenco nacional decidió rendir homenaje a importantes figuras que promovieron nuestro patrimonio musical sinfónico. Para esta entrega en especial, la producción ofrece una mirada hacia el repertorio regional, democratizando el acceso a expresiones musicales de todos los rincones de nuestro país.

“La serie ‘Maestros Clásicos Peruanos’ nace propiamente como una necesidad histórica producto del vacío documental discográfico de las principales obras orquestales nacionales. Era necesario y oportuno dejar un registro sonoro perdurable para que el público se identifique con un tipo de música, la académica en este caso, y pueda encontrar elementos propios de nuestra identidad”, sostiene Fernando Valcárcel, director del elenco y principal responsable del proyecto.

El primer disco nos acerca al universo sonoro del piurano Garrido-Lecca. Su obra rompe con paradigmas compositivos en la misma medida que se nutre de las corrientes actuales sin abandonar los orígenes peruanos, resultando en una rememoración e innovación de procesos históricos y culturales del Perú y América Latina. Este material incluye la interpretación de El movimiento y el sueño junto a Laudes II.

El segundo álbum nos introduce a quien fuera integrante, al igual que Celso Garrido-Lecca, de la Generación del 50 de músicos peruanos; el huanuqueño Francisco Pulgar Vidal. En su repertorio se despliega una estética nacionalista con raíces andinas y ancestrales resultado de un singular interés por la historia y cultura peruanas, que se puede apreciar en las dos sinfonías comprendidas en el disco: Chulpas y Nasca.

Finalmente, el último registro presenta a una figura importante dentro del movimiento indigenista peruano de la primera mitad del siglo XX. Se trata del maestro puneño Theodoro Valcárcel, de quien previamente se había realizado una primera entrega discográfica. En esencia, su construcción artística, volcada en las manifestaciones populares más profundas, logra empalmar recursos de la música culta europea con nuestro folklore nacional.

Todas las piezas fueron interpretadas con un elevado nivel técnico y artístico por la Orquesta Sinfónica Nacional y son, en su mayoría, primeras grabaciones. La compilación discográfica se encontrará disponible gratuitamente a través de plataformas de música en streaming como Spotify, Youtube Music, Amazon Music, Tidal, Deezer, Napster, Claro Música y Shazam.

“El propósito y anhelo de la Orquesta Sinfónica Nacional es grabar la totalidad de las obras sinfónicas peruanas, principalmente del siglo XX. Es nuestro deber difundir la gran tradición de música académica y descubrir las virtudes de los grandes creadores que elevaron nuestro legado sonoro”, concluyó Valcárcel.

La presentación oficial de los discos contó con la participación de Aurelio Tello (musicólogo, compositor y director), el maestro Fernando Valcárcel y el archivero-copista de la orquesta, Luis José Roncagliolo.

Sobre los discos

“Celso Garrido-Lecca: El movimiento y el sueño” incluye, como ya se mencionó, la grabación de la obra que da pie al título del disco, homónima del poema del peruano Alejandro Romualdo, y Laudes II. En la primera, el autor plasma en un mensaje esperanzador las conquistas sociales latinoamericanas y la conquista del espacio. La complejidad originada por la gran dimensión de medios utilizados derivó en que su estreno mundial se diera más de treinta años después de finalizada, en agosto de 2016, por la Orquesta Sinfónica Nacional. Por su parte, la segunda pieza, compuesta en 1994, también fue estrenada por la orquesta a nivel nacional en julio de 2014.

Otra obra estrenada por la OSN es la “Sinfonía Chulpas”, en 1969, que integra el disco “Francisco Pulgar Vidal: Sinfonías Chulpas y Nasca”. Es su primera composición escrita expresamente para orquesta y se considera dentro de las principales producciones orquestales peruanas del siglo XX. Nasca, su tercera creación en el género, presenta una sólida estructura que destaca el uso de ritmos populares andinos y de ostinatos rítmicos.

Finalmente, “El peregrino ante el Templo del Sol” inserta una remasterización del disco de Theodoro Valcárcel presentado en 2017. Este nuevo trabajo sonoro permite percibir mejor el acabado de creaciones como Kachampa (también conocida como Danza del combate); Bailan los llameros y Los encantadores montañeses (de las Estampas del ballet “Suray Surita”, primera obra académica peruana en incorporar instrumentos nativos como pututos, tinya, tocoros y wankar); y Siete canciones orquestales, de los Treinta y un cantos del alma vernácula. Asimismo, Ritual de los jóvenes honderos; el poema sinfónico El peregrino ante el Templo del Sol; y la versión original para voz y piano de Suray Surita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *