Lanzan innovador medicamento que controla la diabetes, el sobrepeso y la presión arterial

Lima.- Según el Ministerio de Salud, alrededor de un millón trescientas mil personas en el Perú padecen de Diabetes Tipo 2, pero el cincuenta por ciento de los pacientes no sabe que sufren este mal[1]. La falta de control de la diabetes genera severas complicaciones como visión disminuida (problemas de retina, cataratas); ardor, dolor o pérdida de sensibilidad en los pies; amputaciones; insuficiencia renal, e infartos[2] de miocardio o cerebrales. Ante esta necesidad, Janssen –la compañía farmacéutica de Johnson & Johnson, anunció hoy el lanzamiento en el Perú de canagliflozina, un innovador medicamento indicado para el tratamiento y control de la Diabetes Tipo 2 en adultos.

“En el Perú, la Diabetes Tipo 2 está en aumento, a tal punto que ahora se reportan entre 80 y 100 mil nuevos casos al año y de seguir esa tendencia, estamos en riesgo que al 2024 exista más de un millón setecientos mil pacientes con esta enfermedad y en el 2030 se llegue a tres millones de pacientes si no se toman medidas urgentes, indicó el Dr. Hugo Arbañil, Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Dos de Mayo.

“De las personas diagnosticadas, sólo alrededor del 25% tienen un adecuado control de su enfermedad gracias a que cumplen un programa de ejercicio físico, una alimentación saludable y apego a su tratamiento” agregó el Dr. Arbañil.

Mecanismo de acción es diferente a otros antidiabéticos

Canagliflozina es el primer medicamento de su clase aprobado por la FDA (Food & Drug Administration de los Estados Unidos) y después de su aprobación por la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid) en el Perú, se encuentra a disposición de los médicos y pacientes como una valiosa herramienta terapéutica.

Canagliflozina forma parte de una nueva clase de fármacos denominados Inhibidores del Cotransportador de Sodio y Glucosa (SGLT2), y su mecanismo de acción es diferente a otros antidiabéticos orales porque actúa a través de los riñones, promoviendo la excreción de glucosa en la orina y disminuyendo los niveles de azúcar en sangre en adultos con Diabetes Tipo 2.

Canagliflozina rompe paradigmas

En opinión del Dr. Hugo Arbañil, “Canagliflozina es un medicamento que rompe paradigmas y ayudará a resolver una de las principales necesidades de salud de los pacientes con Diabetes Tipo 2 en el país, que es el control de la enfermedad al reducir los niveles de azúcar en la sangre, además de tener beneficios sobre la presión arterial y el peso de los pacientes”.

Para comprender el mecanismo de acción de este medicamento innovador, es necesario recordar que los riñones contribuyen de manera importante para lograr el equilibrio del azúcar en la sangre. El co-transportador de Sodio y Glucosa (SGLT2) es uno de los responsables de la reabsorción de glucosa hacia el torrente sanguíneo. Canagliflozina impide de manera selectiva el funcionamiento de SGLT2 y, como resultado, disminuye la reabsorción de glucosa lo que se traduce en un mejor control de la glucosa sérica.

Controla la glucosa a través del riñón y no del páncreas

La Dra. Alicia Galván, Directora Médica de Janssen México, especificó que canagliflozina funciona controlando la glucosa a través del riñón y no del páncreas, lo cual es especialmente relevante para los pacientes, ya que la mayoría de ellos son diagnosticados cuando tienen entre 5 y 10 años de padecer la enfermedad, periodo durante el cual el páncreas se afecta significativamente”.

Informó que la aprobación de canagliflozina se basó en un programa clínico global e integral de Fase 3 que enroló a 10,285 pacientes, y constituye uno de los programas clínicos en Diabetes tipo 2 más grandes presentados ante autoridades sanitarias hasta la fecha.
Canagliflozina ha sido estudiado para su uso como monoterapia, en combinación con metformina y con otros agentes que disminuyen los niveles de glucosa (incluyendo la insulina).

Canagliflozina es una importante adición a la plataforma integral de productos que la familia de compañías Johnson & Johnson ofrece, buscando ayudar a los pacientes con Diabetes Tipo 2, a través de un control más eficaz del padecimiento.

Acerca de la diabetes tipo 2

De acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, 371 millones de personas de todo el mundo viven con diabetes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) proyecta que será la séptima causa de muerte más importante para 2030.[3],[4] Del total de personas que padecen diabetes, un 90% padece Diabetes Tipo 2,[5] la cual es crónica y afecta la capacidad del organismo para metabolizar la glucosa y se caracteriza por la incapacidad de la función de las células beta pancreáticas para satisfacer la demanda de insulina del cuerpo. Además del fenómeno de resistencia a la acción de la insulina por la cual a pesar de circular en sangre una cantidad importante de insulina, ésta no actúa adecuadamente en los tejidos que debiera estimular.

De enero a julio del presente año se han reportado 65,683 nuevos casos de Diabetes Mellitus en los establecimientos y hospitales del Ministerio de Salud (Minsa) de todo el territorio peruano[6].

Existe un grupo de riesgo en el Perú, concentrado en la población joven mayor de 20 años, el cual se ha incrementado de 4.2% a 7.2% en comparación de hace 15 años[7].

Del total de personas que viven con diabetes, 14.2% (poco más de 900 mil), dijeron no haber acudido al médico para el control de la diabetes en los 12 meses previos a la entrevista, es decir, se puede considerar que no se encuentran en tratamiento y por lo tanto están retrasando acciones de prevención de complicaciones.[8]

La OMS estima que 44% de la carga de diabetes a nivel global es atribuible al sobrepeso y a la obesidad.[9] Se estima que, a nivel mundial, mil millones de adultos presentan sobrepeso y 475 millones más son obesos.[10] En la mayoría de las personas en riesgo de padecer Diabetes Tipo 2, la obesidad provoca que el organismo se resista a la acción de la insulina y, si las células beta pancreáticas son incapaces de producir suficiente insulina, se presenta hiperglucemia y Diabetes Tipo 2.

Casi la mitad de los adultos con Diabetes Tipo 2 no alcanza los niveles recomendados de control de la glucosa.[11] Si se le deja sin ser controlada, la Diabetes Tipo 2 puede traer consigo complicaciones serias que incluyen enfermedad cardiovascular, deterioro de la visión y enfermedad renal.[12] Se ha demostrado que la mejora del control de la glucemia reduce la aparición y la progresión de estas complicaciones.