Instituto Nacional de Rehabilitación brinda programa para pacientes con discapacidad intelectual

Lima.- Los pacientes en situación de discapacidad intelectual acceden a un programa exclusivo de rehabilitación implementado por el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) “Dra. Adriana Rebaza Flores” Amistad Perú-Japón, del Ministerio de Salud (Minsa).

Desde el año 2010, el Departamento de Deficiencias Intelectuales y Adaptación Social (DIAS) del INR, brinda atención y terapias a niños y adultos de Lima y regiones que presentan discapacidad intelectual, como: retraso mental leve, moderado, severo y profundo, así como comorbilidades asociadas (trastorno del espectro autista, convulsiones, parálisis cerebral infantil, etc.).

“Los pacientes son evaluados en todo el proceso del programa por un médico rehabilitador, quien determinará la terapia más idónea a seguir”, dijo la jefa del Programa de Provincias del INR, Katia Bustillos Villalta.

El programa comprende diversas intervenciones al paciente, como estudio psicológico, estudio de servicio social, psicomotricidad, autoestima, orientación sexual, así como terapia física, ocupacional, de lenguaje, familiar, del comportamiento, de psicopedagogía y de psicomotricidad, además de deporte terapéutico y preparación en pretalleres.

La especialista precisó que la rehabilitación se realiza de manera coordinada por un equipo multidisciplinario de salud y con la participación de los padres de familia.

“Los padres desempeñan el rol de guías de apoyo para mejorar el desarrollo de las funciones intelectuales, sensoriales y motoras de los pacientes, facilitando su inclusión escolar y socio-laboral, para mejorar la calidad de vida con un enfoque de derechos”, expresó.

Las terapias se brindan en turnos completos, ya sea mañana o tarde, de lunes a viernes. Un paciente de Lima realiza sus terapias una vez a la semana por espacio de dos meses y medio, aproximadamente, y los pacientes de regiones la realizan en 15 días consecutivos.

“Es importante señalar que en el área de Servicio Social se realiza un trabajo integrador, gestionando apoyos sociales para los casos identificados como pobreza extrema”, manifestó Bustillos.

El equipo multidisciplinario está conformado por un médico rehabilitador, terapista físico, ocupacional y de lenguaje, psicopedagogo, psicólogo, trabajador social y técnicos de enfermería.