Golpes en cabeza, cuello y tórax reiterativos y severos producen la muerte

Lima.- La intensidad de los golpes y la reiteración de los mismos en áreas delicadas del cuerpo como la cabeza, el cuello y el tórax pueden ocasionar la muerte de una persona, así lo expresaron los especialistas del Sistema Metropolitano de la Solidaridad (SISOL).

A propósito de las lesiones que habría recibido la cantante Edita Guerrero por parte de su esposo, y que ocasionaron su deceso, el Dr. Ronald Saquicuray, traumatólogo del SISOL Camaná, afirmó que los golpes fuertes en la cabeza, cuello y tórax pueden provocar fracturas, sangrado, hematomas y problemas respiratorios que son letales para el paciente, pudiendo provocar la muerte.

“Si se trata de un traumatismo o golpe severo se puede comprometer toda la columna y el cráneo. Todo va depender de la intensidad y la actitud reiterativa, si son 20 o 30 golpes, claro que puede ocasionar daños graves”, dijo.

Explicó que las consecuencias letales de una golpiza no se apreciarán inmediatamente, pues progresivamente el organismo manifestará los síntomas de la agresión o el hecho que ocasionó el trauma.

“La caída desde un tercer piso o más, la caída desde las escaleras, el impacto de un accidente de tránsito, o un golpe muy intenso en órganos delicados del cuerpo pueden ser mortales”, refirió.

El especialista advirtió que tras un golpe en la cabeza, los primeros síntomas son la pérdida del conocimiento, trastornos del sueño y nauseas. En caso del tórax, dolor intenso y dificultades respiratorias que se agudizarán progresivamente.

Igualmente, el hígado y el abdomen también pueden presentar complicaciones, aunque no se visualizan inmediatamente.

Asimismo, explicó que en otras partes del cuerpo es improbable que los golpes severos tengan consecuencias mortales. Normalmente, se producen fracturas o hematomas, dijo Saquicuray.

 

A %d blogueros les gusta esto: