Facturas electrónicas permitirán deducir impuestos

Lima.- Con el ánimo de impulsar la formalización y la rápida implementación de la facturación electrónica en el país, el gobierno publicó un decreto que beneficiará con una reducción del pago del impuesto a la renta a las personas naturales que presenten facturas electrónicas.

La medida, que busca ampliar también la base tributaria, permitirá deducir gastos hasta por 10 UIT, valor equivalente a S/39,500, para el cálculo de ese tributo.

De esta manera, trabajadores dependientes e idenpendientes podrán contemplar en su deducción gastos relacionados a intereses de créditos hipotecarios para primera vivienda, alquileres de viviendas, los honorarios profesionales de médicos y odontólogos, así como servicios profesionales que generen rentas de cuarta categoría y aportaciones a EsSalud.

Oportunidades de mejora
La iniciativa gubernamental crea un nuevo y mejor escenario de cara a los procesos de formalización e implementación de la factura electrónica en nuestro país, sin embargo, para Alonso Rejas, CEO de Esdinamico Peru, hay temas por atender para que dichos objetivos no se vean interrumpidos.

“Para avanzar con las reformas es de suma importancia mejorar los servicios de la plataforma de SUNAT, puesto que la gestión de comprobantes de pago no ha estado funcionando óptimamente y esto ha causado problemas tanto a los usuarios, como a las empresas certificadas para brindar servicios en el mercado”, señaló el especialista.

Sumada a esa oportunidad de mejora, Rejas indica que la falta de comunicación también jugó en contra del cambio a la facturación electrónica. “Hay mucha desinformación en el mercado, y eso trae miedo al cambio. Las listas de obligatoriedad prácticamente no sirvieron, porque al 1 de diciembre, solo un 40%, de las 12 mil empresas obligadas, cumplió con hacer el cambio. Todo obedece a la falta de comunicación entre la administración tributaria y el mercado. No conocen ventajas ni procedimientos básicos”, mencionó.

Agregó que también “el continuo cambio de las normativas por parte de la SUNAT ha generado solo confusión. Al inicio propusieron certificar a las empresas para proveer los servicios de facturación electrónica, luego dijeron que el producto era muy caro y pusieron a disposición de las empresas una herramienta gratuita para las empresas, la cual funcionó muy mal y desalentó a la inversión privada. Toda esta inestabilidad jurídica también ha retrasado la reforma tributaria, y es importante que en este nuevo escenario no se vuelva a cometer los mismos errores”.

¿Cómo se emite una factura electrónica?
Existen dos formas de emitir la factura electrónica: La primera forma es que cada empresa que cuenta con un sistema de facturación pase el proceso de homologación, que es una verificación técnica de los comprobantes electrónicos que genera el contribuyente. “Es como una certificación que entrega la SUNAT a cada una de las empresas antes de convertirlas en emisores electrónicos. Este proceso está compuesto por una serie de casos de prueba, que son tipos de facturas electrónicas que cada contribuyente debe generar a modo de prueba y enviarlas a la SUNAT para la verificación”, precisó Rejas.

El otro camino es recurrir a un proveedor de servicios electrónicos acreditado por la SUNAT, como Esdinamico, para eximirse de la homologación y la compra de la firma digital. “En este proceso se informa a la SUNAT que se decidió optar por una empresa certificada, y la entidad da la luz verde para continuar por esa vía”, señaló el especialista. Agregó que en ambos casos el fin será el mismo: hacer que las facturas físicas pasen a ser electrónicas.

Para lograr esto, hay que seguir un proceso que convierta ese comprobante en un formato digital establecido por la SUNAT y que cuente con todo el valor legal que exige la norma. “Se trata de un archivo en formato XML que tiene una estructura de etiqueta y dentro de esas etiquetas se encuentra incorporada la firma electrónica del representante legal o del proveedor de servicios electrónicos”, añadió.

Este archivo debe enviarse a la SUNAT en un periodo no mayor de 7 días desde que se emite, y la SUNAT devuelve un comprobante de información registrada por cada envío que se realiza. Esta confirmación valida la autenticidad de la factura, por ende, lo que las empresas o el proveedor deben hacer es conservar ese documento en el periodo que indica la ley (ponerlo a disposición en un periodo de un año para la receptores, y un periodo de hasta 10 años para cualquier tipo de auditoría).

La ventaja es que la conservación de esos archivos ya no será de forma física, por ende se recomienda contar con un lugar seguro en la nube que brinde todas las facilidades para tener acceso seguro y rápido a los archivos en cualquier momento, así como su fácil ubicación y descarga. “En Esdinamico tenemos una solución en la nube que almacena, registra y acumula información clave del negocio. Todo se puede administrar desde un teléfono celular sin problema alguno”, apuntó Rejas.

Esdinamico es una empresa especializada en Facturación Electrónica. Con presencia en Ecuador, Perú y Colombia, cuenta con más de 10 años de experiencia brindando servicios de facturación electrónica a la medida de pequeñas, medianas y grandes empresas. Está autorizada por la Sunat como Proveedor de Servicios Electrónicos (PSE).