Congresistas de Puno dialogarán en Carabaya con autoridades y población sobre erradicación de hoja de coca

Puno.- Con la finalidad de superar los problemas causados por la erradicación de hoja de coca en Puno, el congresista Alberto Quintanilla y otros representantes parlamentarios por esta región dialogarán con la población y las autoridades locales de la provincia de Carabaya este martes 23, oportunidad en la que recogerán sus propuestas de solución.

“Las demandas de los productores afectados por la erradicación de la hoja de coca, tienen que ser escuchadas, tomadas en cuenta por el Ejecutivo. Es una condición necesaria si se quiere hacer viable una política. Con el ánimo de ayudar a que ese diálogo sea efectivo, estaremos en Carabaya”, señaló el legislador Quintanilla.

Además de esta reunión de trabajo, el parlamentario de la bancada de Nuevo Perú, desarrollará otras actividades como parte de su agenda en la semana de representación, como su participación en la V Feria Internacional Agropecuaria y Artesanal “Expo Melgar 2019”, en Ayaviri, el miércoles 24. Al día siguiente, el jueves 25, se reunirá con la Organización de Residentes y Estudiantes Sandinos (ORESA) para tratar los problemas que afectan a la juventud sandina.

Congresista Quintanilla propone empadronamiento de productores cocaleros y destinar dos hectáreas por familia para su producción

Días antes, con el objetivo de encontrar una solución a los problemas relacionadas a la producción de la hoja de coca, los congresistas Alberto Quintanilla y Edilberto Curro se reunieron con los alcaldes provinciales de Carabaya y Sandia; de los distritos de San Gabán, Ayapata e Ituata; y los directores ejecutivos de Devida y Corah (Proyecto Especial Control y Reducción del Cultivo de la Coca).

En la reunión realizada en el Congreso, los congresistas y los alcaldes plantearon a Rubén Vargas, presidente ejecutivo de Devida, y al Gral. Víctor Rucoba, Jefe de Corah, el cese de la violencia e investigación de los dos fallecidos en el distrito de San Gabán el pasado 12 de abril.

Asimismo, el congresista Quintanilla propuso el empadronamiento de los productores de hoja de coca para uso tradicional y venta a ENACO (Empresa Nacional de la Coca), así como consensuar un área fija destinada a la producción de este cultivo milenario. Propuestas que fueron respaldadas por los alcaldes provinciales y distritales.

“Una salida sería determinar un área fija destinada a la producción de la hoja de coca y consumo tradicional, que podría ser de 2 hectáreas por familia. Una situación similar se ha dado con los hermanos productores de Bolivia” puntualizó el congresista Quintanilla.

Otra de las demandas de las autoridades locales, es que los representantes de Devida y de Corah se hagan presente en Carabaya, para recoger las demandas de los productores cocaleros y de la población. Pedido que será considerado, según manifestaron los representantes del Ejecutivo.