Comisión “Lava Jato” no debe ser presidida por grupos que pueden estar involucrados

El Grupo Parlamentario Dignidad y Democracia considera un gran avance que el Congreso de la República haya aprobado la formación de una comisión especial para investigar los presuntos actos de corrupción vinculados a contratos del Gobierno peruano con empresas brasileras actualmente investigadas en ese país por el caso “Lava Jato”.

Sin embargo, el Congreso debe cuidar que esta comisión vaya a dar a manos de grupos políticos o de personajes que pueden resultar involucrados en las investigaciones  por realizarse. En tal sentido,  los partidos políticos relacionados  deberían excluirse de presidir la Comisión, dado que el encargo de la misma es investigar contratos y posibles coimas que pueden haber tenido lugar durante los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

La Comisión debe integrarse con congresistas de probada independencia política y voluntad firme de lucha contra la corrupción, y ser presidida por el representante de un grupo político que no tenga compromisos ni haya formado parte de los gobiernos cuyos contratos de grandes obras de infraestructura serán investigados.

Esa condición la tienen los representantes del grupo parlamentario Dignidad y Democracia, por lo que DyD pide el respaldo del Congreso para hacerse cargo de conducir las investigaciones.