Cuentan su verdad. En una entrevista exclusiva para el podcast de ‘La Casa de la Cumbia’, Ricky Trevitazzo, Luiggi Carbajal y Luis Sánchez, ex integrantes de ‘Skándalo”, respondieron a todas las acusaciones por parte de su ex manager, Roly Ortiz.

Ricky Trevitazzo quien fue acusado por Ortiz de apropiarse del nombre de la agrupación, explica que el 2018 y bajo un acuerdo con sus compañeros, fue a Indecopi y se dio con la sorpresa que el nombre no estaba patentado y por ello, lo registró. Sin embargo, el nombre no está al 100% en su poder.

“Entre los tres tenemos el 50% del nombre y el otro 50% le corresponde al productor que nos propuso realizar el reencuentro en el 2018 para proteger su inversión. Traté de comunicarme con Roly, pero estaba fuera del país y no había cómo ubicarlo Si tanto se queja de un nombre que dice que es de él, ¿por qué se despreocupó tanto y no lo actualizó si dice que para el futuro es para sus hijos? No cuidó lo que supuestamente era de él. No le he quitado nada ni robado nada a nadie, lo que hice fue salvaguardar el nombre como fundadores que fuimos”, expresó.

Asimismo, confiesa que estuvo a punto de retomar la comunicación con Ortiz pues aún siente cariño por él. “Lo respeto y tengo mucho agradecimiento y lo que siento hoy en día, es tristeza. Él tiene mi número de teléfono y vive a 8 o 10 cuadras de mi casa, pudo haberme ido a buscar y preguntarme “Ricky, ¿qué pasó acá?”, le explicaba y veíamos la forma correspondiente no sé si negociar o llegar a un acuerdo conciliatorio, pero no lo hizo. En ningún momento he salido a atacarlo o insultarlo ni pienso hacerlo porque no es mi estilo, en cambio él agarró una escopeta y salió a disparar. Podemos ser fuertes, pero hasta la coraza más fuerte, se parte y hoy en día tengo el corazón partido porque tanto cariño hay que espero una respuesta de él para que esa tristeza se difumine. Si hay alguna oportunidad de verlo y hablar con él, yo gustoso”, sostuvo.

Del mismo modo, Luis y Luiggi aclararon que Trevitazzo nunca fue agresivo con ellos tal como lo aseguró el creador del recordado grupo de tecnocumbia. “Era el mayor del grupo y muchas veces se alteraba y tenía carácter fuerte y hasta estricto, pero jamás nos levantó la mano”, mientras que Ricky acotó que “había irregularidades en el tema económico y tanto ellos como yo necesitábamos y me salía el Ricky que él dice que era en esa época (agresivo), me molestaba porque sentía que había mucha irregularidad ya que además de ser cantantes éramos imágenes de muchas marcas y nunca percibimos pagos adicionales. Por el hecho de ser más antiguo decía “toma tú y déjalos a ellos” y nunca lo acepté. Si él dice que era agresivo, ¿acaso se preocupó por llevarnos a un psicólogo? Nosotros éramos muy chicos y cada quien era un mundo. Él ha inflado de tal manera las cosas que ahora mi imagen se ve en los suelos. La gente no solo me deja comentarios negativos en las redes sociales, sino que me envían mensajes amenazándome”.

Tras la carta notarial enviada por Ortiz en la que indica que no pueden utilizar el nombre ni las canciones del recordado grupo además de solicitar cuantiosas cantidades de dinero, Luiggi Carbajal, sostuvo que esos detalles ya están tratándolo por la vía legal. “A quien le corresponde pagar las regalías es a ADPDAYC. Vamos a responder como corresponde ya que hay unos montos exorbitantes que indica que debemos abonar, pero nuestro staff de abogados va a responder”, precisó.

Por su parte, Luis Sánchez prefiere quedarse con los buenos recuerdos de quien alguna vez lo consideró como un padre. “Skándalo marcó mi vida. Perdí a mi padre a los 10 años y mi madre se hizo cargo de sus tres hijos, por eso Roly es como un padre para mí y espero que esté bien. Para mí siempre será mi segundo papá”, contó.

Finalmente, Trevitazzo le envió un mensaje a Ortiz. “Si quieres mi apoyo lo vas a tener, pero por favor, ya no extiendas las cosas más de las que estás haciendo. Has tenido la oportunidad desde el inicio de conversar conmigo. Somos seres humanos y adultos y si crees que me equivoqué, me disculpo y yo también lo acepto si es que reconoces que te equivocaste. He pertenecido a muchas agrupaciones e incluso tuve ofertas en el extranjero, pero por mis hijos decidí no aceptar. Skándalo es mi sello que tendré hasta que me muera. Hay que ser agradecidos en la vida y por eso le agradezco muchísimo a Roly haberme enseñado lo que empezó conmigo, ambos hemos tocamos puertas, pero hay que darle valor a lo que uno aprende en el camino, uno ve y escucha muchas cosas buenas y malas pero siempre es bueno tropezar a pesar que mis papás estaban en contra que estuviese en el mundo de la música y el entorno que se vivía y les decía  que lo iba a lograr y sigo siendo un Skándalo”.