Los colaboradores son el recurso más importante dentro de las organizaciones, son los encargados de ejecutar tareas, mejorar procesos e impulsar la innovación para lograr el crecimiento y desarrollo de las empresas. Frente al impacto que tiene el colaborador dentro de las organizaciones, impulsar una cultura de beneficios se hace necesario y prioritario para reducir los márgenes de rotación, aumentar la productividad y fortalecer la imagen interna y externa de la empresa.

En la actualidad, muchas compañías en el Perú reconocen la importancia de mejorar los beneficios para atraer y retener el talento. Según el estudio “Tendencias y Beneficios 2023” elaborado por WTW, los empleadores peruanos que buscan mejorar los beneficios para sus colaboradores en el país se centran en el bienestar financiero, inclusión y diversidad, apoyo a la salud mental, plan de jubilación, responsabilidad social y comunitaria, carrera, formación y desarrollo, así como modalidades de trabajo flexibles.

Para Kiara Arrunátegui, Coordinadora de Beneficios en WTW-Perú, los líderes y gerentes cumplen un rol fundamental en la promoción de una cultura de beneficios, ya que son los encargados de establecer e identificar los beneficios que sean más adecuados para su personal, y asignar los recursos o presupuestos necesarios para su implementación. “Los líderes tienen la responsabilidad de ir evaluando la efectividad del programa de beneficios que han implementado para realizar los cambios necesarios, lo que implica revisar y analizar cifras numéricas relacionadas con el nivel de rotación, compromiso o satisfacción de los colaboradores”, destaca Kiara Arrunátegui.

Cabe destacar que para el 49% de los colaboradores peruanos que participaron en las encuestas de “Tendencias y beneficios 2023”, el portafolio de beneficios de sus organizaciones promueve un bienestar más amplio y mejoran los resultados para los empleados.

Implementar una cultura de beneficios mejora la eficiencia

Crear una cultura de beneficios genera un impacto positivo en la empresa, ya que de esa forma los colaboradores sienten que su trabajo es valorado, y están más motivados y comprometidos con sus funciones laborales. El especialista de WTW explica algunas de las principales ventajas de implementar un portafolio de beneficios en las empresas.

  • Imagen de marca y reputación: El tener colaboradores contentos se refleja en la identificación de los colaboradores con la empresa. Esta acción contribuye a una percepción positiva a nivel externo, que como consecuencia consolida la reputación e imagen de la empresa.
  • Reducción del ausentismo y la rotación de personal: Al brindar beneficios como seguros médicos, flexibilidad en la modalidad de trabajo y el incremento salarial tiene un impacto directo en la motivación de los colaboradores. Este conjunto de beneficios reduce el ausentismo laboral y disminuye la rotación de personal.
  • Reducción del estrés financiero: El tema financiero, vinculado con la remuneración, planes de jubilación, son unos de los temas sensibles para los colaboradores. El proporcionar beneficios financieros en reconocimiento al esfuerzo y trabajo que realizan los colaboradores, reduce el estrés financiero que pueda preocuparlos.

“Existen cambios en las expectativas y necesidades de los empleados, que como consecuencia están generando nuevos tipos de beneficios que están más relacionados con el cuidado de la salud mental, el equilibrio de las actividades laborales, familiares y desconexión laboral, la implementación de tiempo libre o periodos de descanso en jornadas laborales intensas”, finaliza Kiara Arrunátegui.