En Perú el consumo de energía eléctrica va en aumento de manera progresiva. El sector residencial es el tercer sector que consume una parte significativa de la energía del país, compuesto por hogares urbanos y rurales del país. En el último Balance Nacional de Energía, presentado por el Ministerio de Energía y Minas, este sector tuvo un consumo de energía de 4,984 GWh representando un 23,9% del total anual.

Del consumo de un hogar, la iluminación representa la tercera parte, por este motivo es esencial la utilización de productos que contribuyan con el ahorro de energía. Esto no solo es importante para cumplir los objetivos climáticos previstos en la agenda global, sino que también lo es para impulsar la eficiencia energética, mejorar la competitividad, reducir los costos de las tarifas y, en definitiva, el bienestar de los peruanos. Para comprender la diferencia de este tipo de iluminación, la lámpara LED consume un 90 % menos de energía en comparación con las convencionales. Incluso, proporcionan una calidad de iluminación uniforme por su posibilidad de crear una atmósfera cálida o fría. Otra característica es la duración de cada lámpara, ya que su vida útil estimada acorde al uso alcanza los 15 años, particularidad que se relaciona directamente con la economía.  

“El bienestar de quienes confían en nuestros productos es de nuestras prioridades centrales. Es por eso que trabajamos para brindar más recursos que faciliten el ahorro tanto energético como monetario” mencionó Germán Fiocchini, líder comercial canal consumo en Signify Cono Sur.

La instalación de lámparas LED en el hogar presentan un alto nivel de versatilidad a la hora de crear diferentes escenarios interiores y exteriores, más allá de impactar directamente en el ahorro asociado a los gastos en el servicio de luz por los niveles de consumo de energía que generan. Además, por su efecto beneficioso para el ambiente, se la reconoce como “iluminación ecológica” porque no utiliza mercurio o gases que producen efecto invernadero e incrementan el calentamiento global.

En el presente, Signify continúa afianzando su compromiso y amplía el portafolio de productos disponibles en el país.  Por ejemplo, la línea de productos WiZ que posibilita el control de las luces inteligentes desde el celular vía Wi-Fi para prenderlas, apagarlas e incluso definir programas para transformar las habitaciones con colores brillantes o atenuantes y generar destinos ambientes. Estas no solo potencian el ahorro energético residencial, sino que también da lugar a que sus usuarios mejoren su calidad de vida y cuiden su economía, mientras disminuyen su consumo sin resignar los altos estándares.

En este sentido, es importante entender cómo movilizar el círculo virtuoso de la eficiencia energética. Para lograrlo es recomendable fomentar la adopción masiva de dispositivos que consuman menos energía. Como respuesta, la compañía impulsa la iluminación LED con el propósito de cumplir sus objetivos sustentables, con el ahorro de energía como epicentro.