De acuerdo con el Informe Global sobre Brecha de Género del Foro Económico Mundial (2023), revela que la tasa de contratación de mujeres en puestos de liderazgo se ha estancado mientras el mundo se enfrenta a una agitación continua, por lo que, la proporción de puestos ocupados por mujeres desciende drásticamente.

Dicho estudio, expone que en el sector tecnológico mundial, donde el dominio de las disciplinas STEM es fundamental, la presencia de mujeres en puestos de liderazgo ha sido limitada y solo el 12,4% ocupa puestos de alta dirección (vicepresidentas y directoras) en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, conocida por sus siglas en inglés STEM. Cabe destacar que, solo el 36.6% de estudiantes que cursan esta disciplina son mujeres.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) prevé que el 75 % de todos los empleos estarán relacionados con áreas STEM para 2050. De manera que es fundamental prestar cuidadosa atención a la educación y la participación de las mujeres, donde las estadísticas son incluso más preocupantes. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), solo el 35 % de los graduados en STEM en todo el mundo son mujeres.

Un mundo digital con pocas mujeres se traduce en un universo más pobre. Según el informe Panorama de Género 2022 de la ONU, esta situación ha rebajado $1000 millones de las economías de los países con ingresos bajos y medianos en los últimos 10 años. Si esta situación continúa así, las pérdidas podrían ascender a $1500 millones para 2025.

Sin embargo, desde nuestra perspectiva existen algunas prácticas que pueden contribuir a mejorar el acceso de las mujeres a la educación en STEM y trazar un camino hacia puestos profesionales en la economía digital latinoamericana.

“Al animar, orientar y apoyar a las mujeres para que sigan carreras y educación en STEM, habrá más ejemplos de mujeres exitosas e inspiradoras. La presencia de mujeres en puestos de gerencia en compañías tecnológicas sirve como faro de esperanza para que las mujeres tomen las carreras STEM en consideración a la hora de definir su futuro”, destaca Camila Velloso, directora de operaciones para Vertiv América Latina.

También menciona lo importante que es la prioridad a la diversidad que las compañías otorguen. Desde el papel que cumplen los líderes de las organizaciones, el impulso al cambio del área de Recursos Humanos y la educación que se les brinde a las mujeres desde pequeñas. La diversidad ha comenzado a formar parte de las compañías, de sus misiones y de sus valores, lo cual promueve una cultura donde las mujeres y otros profesionales atípicos serán tratados de la misma manera que los hombres sin verse forzados a negar su autenticidad.