En vísperas de la celebración por el Día Internacional de la Mujer, SKY reafirma su compromiso con las mujeres, promoviendo que más mujeres cultiven sus sueños, derribando cualquier barrera que pueda existir en el sector aeronáutico. Hoy la compañía ha anunciado su compromiso de aumentar la contratación de pilotos mujeres entre 2024 y 2026, este último año llegando a un incremento del 20%. Una meta bastante ambiciosa, considerando que son pocas las mujeres que ingresan a esta industria.

Actualmente, la línea aérea cuenta con una tripulación de pilotos mujeres que alcanza el 10,2%, superando ya el promedio global, que oscila entre 5% y 5,8%, según cifras de IATA y la Sociedad Internacional de Mujeres Pilotos en Líneas Áreas (ISWAP). Este último año en promedio, las mujeres piloto ascienden al 5% en Perú. A pesar de esto, SKY es consciente que existe mucho por hacer para seguir avanzando en el enorme desafío de lograr una mayor equidad de género en el sector.

“La diversidad es parte de nuestro ADN y queremos ser un aporte en ir derribando estereotipos en esta industria que requiere de mayores grados de equidad de género. Sabemos que hay un largo camino por recorrer aún, pero este compromiso es una muestra clara de que estamos siendo proactivos para ir en búsqueda de mujeres que quieren atreverse a volar, pese a los prejuicios que existen en este rubro”, asegura José Ignacio Dougnac, CEO de SKY Airline.

En el marco de un día tan relevante y como parte de su programa “Mujer, atrévete a volar”, la compañía invitó a 21 mujeres de Perú y Chile, a su Base de Mantenimiento, ubicada en el Aeropuerto de Santiago con el objetivo de permitirles explorar desde adentro la industria que tanto las apasiona, con miras de fomentar un escenario con más mujeres involucradas.

Con el propósito de poner el cielo al alcance de todos, SKY contribuye en lograr un futuro más equitativo y justo en el rubro aeronáutico, de la mano de excelentes profesionales que trabajan con un mismo objetivo en común.

«Hoy, cada vez hay más mujeres en la industria y las oportunidades son más equitativas. No existe ningún prejuicio ni límite que no se pueda vencer. Al final del día, lo que nos conecta a todos en SKY es nuestra pasión por volar», explica Katherine Rodríguez, piloto de la aerolínea desde hace cinco años.