La Sociedad Peruana de Hidrocarburos (SPH) saludó la designación del abogado Gustavo Adrianzén como nuevo titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), y reafirmó su disposición a trabajar conjuntamente con todo el gabinete para impulsar las inversiones y desarrollo del sector en el país.

Al respecto, el presidente de la SPH, Felipe Cantuarias, destacó las credenciales y experiencia del nuevo primer ministro, a quien le pidió dar prioridad al desarrollo del sector hidrocarburos, con el fin de reactivar las inversiones y acelerar la masificación del gas natural, que es un recurso clave para el cambio de la matriz energética del país.

En términos del sector, el líder gremial afirmó que existen reformas urgentes que el titular de la PCM debe atender a través del Ministerio de Energía y Minas (MINEM) para recuperar las inversiones y competitividad del sector hidrocarburos, así como la inversión privada y la libre competencia en el sector.

“Confiamos en la capacidad del nuevo premier para liderar el crecimiento del país y pueda instruir a sus ministros en la importancia y necesidad del desarrollo de los hidrocarburos, pues su impacto será muy positivo para el progreso de las regiones. Asimismo, saludamos que se mantenga al ministro de Energía y Minas, Rómulo Mucho, quien viene dando muestras de querer impulsar la inversión privada en su sector”, consideró.

Cantuarias recordó que, desde hace muchos años, se tiene pendiente acelerar la masificación del gas natural y promover la exploración de recursos con el objetivo de promover una real descentralización económica y ahorro a los hogares e industrias en las regiones del país. Por ello, consideró que la llegada del nuevo premier es una oportunidad para impulsar el proceso hacia el cambio de la matriz energética del país.

Finalmente, el líder gremial expresó que la colaboración estrecha entre el gobierno y el  sector privado, es clave para promover un ambiente propicio para las inversiones y el desarrollo sostenible en esta industria, lo que beneficiará no solo a la economía nacional, sino también a las comunidades locales y regionales que dependen de esta actividad económica.