Entre los miembros más longevos del Centro Integral del Adulto Mayor (CIAM) de Puente Piedra,  destaca don Manuel Ángulo Cruz, conocido cariñosamente como «Papito». A sus 99 años, Manuel es un ejemplo de vitalidad y pasión por la vida. Bailarín entusiasta y amante de los bocaditos, participa activamente en clases de Tai Chi y talleres grupales, demostrando que la edad es solo un número.

El adulto mayor oriundo de Otuzco del departamento de La Libertad, llega todos los días acompañado de su hija Anita de 67 años, quien emocionada no deja de observar a su progenitor.

Don Manuel disfruta de cada momento en uno de los locales del CIAM de Puente Piedra en Santa Rosa sin Fronteras, compartiendo su sabiduría y experiencia con las generaciones más jóvenes. Agricultor de profesión y bailarín de corazón, Manuel encarna el espíritu de resiliencia y alegría que define al hombre del interior del país.

“Ya voy a cumplir 100 años y me siento mejor con las terapias”, señala don Manuel, de caminar pausado, pero un nato bailarín. No dudó en bailar un huayno con la directora de la Dirección de Personas Adultas Mayores de la Dirección General de la familia y la Comunidad del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), Marlene Moquillaza.

En Puente Piedra, el Centro Integral del Adulto Mayor no solo ofrece servicios de calidad, sino que también brinda un espacio de encuentro, crecimiento y felicidad para todos aquellos que lo visitan.

Todas las personas adultas mayores son recibidas con un afectuoso saludo de los servidores del CIAM y el MIMP, quienes se encontraban verificando que los servicios brindados por la comuna sean adecuados, garantizando así una mejor calidad de vida en su comunidad.

En Puente Piedra, se han logrado crear 12 sedes del CIAM, atendiendo a un total de 950 personas registradas que se mantienen activas en sus consultas. Entre risas y charlas, las y los usuarias del centro comparten sus experiencias y testimonios.

Calidad de vida

Dentro de las instalaciones del CIAM de Puente Piedra, las mujeres adultas mayores participan con alegría en una clase de bull body, con mucha vitalidad y energía. La terapia es un aliado importante para su bienestar físico y emocional.

“Salimos con más fuerza y habilidad”, refiere doña Prudencia Mayta, de 68 años, quien desde hace dos años es una asidua visitante del CIAM, junto a su vecina Betty Chávez de 77 años, que se alista para ingresar al sauna medicinal.

María Navarro, de 61 años, se siente activa y saludable gracias a su participación en actividades como tejido, cocina saludable y clases de full body. Para ella y sus compañeras, el CIAM es más que un centro de recreación; es un lugar donde encuentran comunidad y vitalidad.

“Me siento mejor, antes estaba con dolores de rodilla, ahora puedo caminar y hacer ejercicios, la rehabilitación es muy importante”, señala la vecina, madre de 5 hijos.

Las historias de transformación abundan en el CIAM. Isabel Farfán, de 62 años, llegó al centro con dolores de cadera y dificultades para caminar. Hoy, después de un año y medio de participación en terapias y sauna medicinal, camina con soltura y vitalidad, dejó atrás el bastón y la silla de ruedas.

Importante trabajo articulado

El CIAM es el resultado del trabajo conjunto del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables y la Municipalidad de Puente Piedra, que se ha materializado en un esfuerzo articulado para prevenir situaciones de riesgo y mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores de la comunidad.

“Es positivo el resultado de las metas, ver como se ha implementado los servicios, la capacidad de atención que están desarrollando los CIAM que promueven los gobiernos locales, además también ver a las personas, como disfrutan participando, amplían su círculo de amistades que finalmente en la edad mayor, son las amistades las que constituyen la primera familia”, manifiesta la directora del MIMP, Marlene Moquillaza.

Hay 1,430 locales de CIAM en el país

El CIAM de Puente Piedra, ubicado estratégicamente en el cruce de la avenida Vía Integración y 9 de Junio, entre el Estadio Municipal Laderas y el Centro de Salud Laderas, se erige como un espacio esencial para la realización de actividades recreativas, talleres, danza, huertos y manualidades, diseñadas con el objetivo primordial de promover el bienestar y la inclusión social de los adultos mayores de la localidad.

A nivel nacional, se ha registrado un notable incremento en el acceso de las personas adultas mayores a servicios que previenen situaciones de riesgo. Actualmente, se cuentan con 1,890 municipalidades entre provinciales y distritales a nivel nacional, de las cuales 1,430 cuentan con un CIAM implementado. No obstante, se identifica una brecha de 460 gobiernos locales a quienes desde el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, a través de la Dirección de Personas Adultas Mayores, se viene brindando asistencia técnica a fin de implementar sus CIAM, en beneficio de la comunidad.

En el contexto específico de Puente Piedra, al cierre de 2023, ha registrado un total de 2,583 personas adultas mayores empadronados, de los cuales 2,327 se han inscrito en el CIAM y 950 acceden a los servicios que brinda el CIAM, lo cual refleja el compromiso continuo de las autoridades locales con el bienestar de esta población vulnerable.