Dirigir una empresa no es cosa fácil y el cineasta Sandro Ventura lo sabe bien. Por eso decidió dejar la gerencia de su productora y abocarse a retos personales. “El 2023 fue un año complicado para mí, por temas de salud y por el fallecimiento de mi padre. Aún con ello, mantenía responsabilidades con la productora, con dos películas a estrenar. Llegó un momento en que todo se me hizo un caos”, comenta Sandro, quien aún así logró cumplir con las metas establecidas. “Estrenamos La Peor de mis Bodas 3 y Prohibido Salir sin tropiezos. Fueron películas que escribí y produje que de distinta forma me indicaron lo que realmente quería hacer, por lo que era necesario hacer una pausa a mi labor en la productora”, agregó.

Adicionalmente a ellas, Sandro estrenó dos películas más como guionista: las cintas animadas Una Aventura Gigante y Milagros: Una Osa Extraordinaria. Así, pese a los golpes emocionales del 2023, el destacado cineasta estrenó cuatro películas como guionista, dos como productor y una como director.  “Entendí que lo que más me gusta es escribir y dirigir, pero no quiero que se me malinterprete, producir y dar oportunidad a nuevos talentos del cine ha sido maravilloso. Estoy muy orgulloso de lo que ellos hacen hoy, sigo sus carreras con atención y ojalá el destino nos reúna en un próximo proyecto, pero hoy siento que es momento de pensar en mí y en lo que yo quiero hacer como cineasta. Si no es ahora ¿Cuando?”, afirma el realizador.

Hoy, mientras que Prohibido Salir, que también dirigió, ha iniciado con buen pie su recorrido en festivales internacionales de cine, Ventura se ha dedicado básicamente a escribir sin mayores distracciones. “Ya tengo listos dos dramas de terror y uno de ellos ya dio lugar a una primera lectura con los actores seleccionados: Francisco Cabrera, Fernando Montenegro y María Grazia Dolci. Su título tentativo es “El Exorcismo del Alma”, adelanta el guionista sobre su nueva cinta que espera poder iniciar rodaje en los próximos meses.

Además, ha sido convocado y ya está escribiendo una película con realidad virtual, parte de su exploración como guionista. “Escribir para otros directores o productores es algo que realmente me entusiasma, es una dinámica que genera nuevos retos”, añadió.

Pero en los últimos meses Sandro no solo ha escrito guiones para otros sino que también se ha dedicado a ser script doctor o asesor de guión encontrando un especial gusto a esa labor. “Me permite estar en contacto con nuevas generaciones del audiovisual que seguramente muy pronto darán que hablar. Estructurar, potenciar una historia o asesorar el viaje de otro guionista es realmente maravilloso y espero tener el privilegio de seguir haciéndolo”, finaliza el cineasta.