El Índice Nacional de Flujo Vehicular, el cual reporta el tránsito de vehículos ligeros y pesados por las garitas de peaje en todo el país, cerró el 2023 con resultados positivos, así lo informó la Asociación Automotriz del Perú (AAP) tras constatar que, según información oficial del Instituto Nacional de Estadística e Informática – INEI, el referido indicador registró solo en diciembre último un avance de 5.1% frente a similar mes del 2022. Mientras que, durante todo el 2023 anotó un incremento de 1.8%. De acuerdo con el INEI, el resultado correspondiente al último mes del 2023 es resultado del aumento de la circulación de vehículos livianos en 6.9% y vehículos pesados en 2.7%.

“Puntualmente, el comportamiento registrado por el tránsito de vehículos livianos en el último mes del 2023 fue influenciado por el feriado largo presentado ante la festividad del Día de la Inmaculada Concepción, que se celebró en diferentes regiones del país; sumado a las fiestas navideñas y preparativos para la celebración del Año Nuevo, que incentivaron las actividades turísticas, comerciales, de alojamiento y restaurantes. De otro lado, durante todo el 2023, el flujo de dichos vehículos anotó un avance de 4.4%”, acotó la AAP

En tanto, la circulación de vehículos pesados en diciembre último, refirió el gremio automotor, estuvo determinada por la significativa demanda del servicio de transporte de vehículos de carga, que se reflejó en el resultado positivo de las actividades minería y agricultura; atenuado por la contracción de los sectores manufactura, construcción y pesca; debido a la baja inversión privada, y sucesos climatológicos extremos. Por otra parte, en todo el 2023, el flujo acumuló una caída de -1.6%.

De otro lado, por regiones, el comportamiento durante el último mes del 2023 fue mixto. Por ejemplo, en Arequipa, el flujo vehicular se expandió en 17.7 %, debido al feriado largo por la Fiesta Patronal de la Virgen de la Inmaculada Concepción, además por las celebraciones como la Navidad y fin de año. También se reportaron resultados positivos en La Libertad (+2.7%), por el mayor tráfico de vehículos, incentivado por la celebración de la Virgen de la Puerta en Otuzco, festividad concurrida masivamente por residentes locales y turistas; y San Martín (+11.7%), asociado a la masiva concurrencia por la festividad realizada a la Virgen María Inmaculada Concepción.

No obstante, se observaron descensos en Puno, en donde el flujo vehicular total cayó en 3.0%, influenciado por el bloqueo de vías debido a la caída de granizo y lluvias torrenciales ocurridos en la zona norte de Juliaca, en la provincia de San Román. Similar comportamiento se registró en Junín (-11.3%) y Piura (-5.8%) debido a que intensas lluvias provocaron huaicos y bloquearon varias carreteras.

Para el gremio, el resultado del 2023, de 1.8%, estuvo influenciado por diversos factores, entre los que destacaron el incremento de la conflictividad social, principalmente durante los primeros meses y que provocó el bloqueo de carreteras en diversos puntos del país, afectando en mayor medida a las ciudades de la sierra centro y sur del país. Asimismo, el impacto de eventos climatológicos como el ciclón Yaku acrecentó la ocurrencia de lluvias, desborde de ríos y huaicos, particularmente en la costa norte del Perú. Todos estos factores, sumado a la debilidad de diversas actividades económicas que golpearon principalmente al tránsito de vehículos pesados, fueron más que compensados por el aumento de la circulación de vehículos livianos, impulsado por la recuperación de actividades turísticas y entretenimiento.

“En el 2024 esperamos que el flujo vehicular registré un crecimiento ligeramente por encima del anotado el año pasado, en línea con la recuperación de la actividad económica. Si bien para los primeros meses del presente año el Fenómeno de El Niño causará algunos estragos en diversos puntos del país, la intensidad de este ya no será severo como se pronosticaba meses atrás y más bien sería leve. Por otro lado, se espera que la recuperación de algunos sectores económicos como construcción e industria manufacturera impulsen el tránsito de vehículos pesados, mientras que la mejoría del mercado laboral y el mayor dinamismo del crédito a familias promoverán las actividades relacionadas al turismo y entretenimiento, apuntalando el flujo de vehículos livianos”, finalizó la AAP.