En el contexto actual, donde la capacidad económica mensual puede variar, es fundamental tomar decisiones financieras que se alineen con los objetivos personales. En el mercado, existen diversas propuestas de ahorro y de inversión, pero la gran mayoría no conoce cuál le conviene más, ya sea porque recién están empezando en su vida laboral o porque simplemente no saben qué hacer con el dinero guardado que tienen.

“La elección entre ahorrar o invertir depende de factores como la capacidad económica, metas financieras y disposición al riesgo, y existen opciones adecuadas para diferentes perfiles de personas, ya sea en busca de seguridad o de mayores rendimientos”, señaló Fernando Menéndez, Chief Investment Officer de Vivir Seguros.

El ahorro proporciona seguridad financiera al crear un colchón económico para hacer frente a imprevistos y emergencias. Además, acumular ahorros a lo largo del tiempo permite alcanzar metas a corto y largo plazo, como la compra de una vivienda o la educación de los hijos. Sin embargo, invertir implica poner el dinero a trabajar, generando potencialmente rendimientos mayores a largo plazo. Las inversiones bien gestionadas pueden superar la inflación y contribuir al crecimiento del patrimonio, brindando oportunidades de alcanzar objetivos financieros más ambiciosos.

Por ello, Vivir Seguros, aseguradora que cuenta con el respaldo de ILC, compañía  con más de 40 años de experiencia administrando fondos de inversión en Latinoamérica, brinda algunas sugerencias para seleccionar un fondo de ahorro o inversión adecuado:

Metas a largo y corto plazo. Define objetivos específicos, como financiar estudios o crear un fondo para el retiro, para orientar tus decisiones de inversión.

Reserva de emergencia. Mantén un fondo de efectivo para imprevistos, asegurando seguridad financiera y evitando la necesidad de recurrir a deudas en situaciones de emergencia.

Fondos según tus proyectos. Elige fondos que se ajusten a la temporalidad de tus metas, considerando opciones como fondos de renta a cinco años o fondos prudentes para diferentes perfiles de inversores.

Evalúa tu tolerancia al riesgo. Ajusta la elección del fondo según tu disposición para asumir riesgos, optando por fondos sofisticados para mayores rendimientos o fondos más conservadores si prefieres una aproximación prudente.

Diversifica tus inversiones: Explora opciones locales e internacionales, distribuyendo tus inversiones en diversas clases de activos para equilibrar posibles pérdidas y ganancias.

“Ahorrar o invertir es decisión de cada usuario, sin embargo, es necesario tener las cosas claras desde el inicio para tomar la mejor decisión. En Vivir Seguros, contamos con diferentes tipos de inversión y todos están bajo el paraguas de VS Investment, un programa de asesores especializados que acompaña al inversionista desde el primer momento que hace contacto con nosotros. Ellos buscan darle al cliente lo que necesita y no lo que la compañía quiere darles” destacó Menéndez. 

El especialista sugiere que toda decisión sea tomada en base a los objetivos y planes de vida de cada persona. Asimismo, indicó que si bien en el mercado existen diversas propuestas de ahorro y de inversión, se debe optar por las empresas con una mayor experiencia en la administración de fondos y que estén reguladas por la SBS.

Para mayor información sobre los tipos de fondos para inversión de Vivir Seguros aquí: www.vivirseguros.pe