Más de 25 mil personas acudieron al estadio San Marcos, para homenajear al célebre cantautor peruano Pedro Suárez-Vertiz en una fiesta maratónica en la que estuvieron grandes artistas como Gian Marco, Eva Ayllón, Daniela Darcourt, Raúl Romero, Anna Carina, Ezio Oliva entre otros quienes interpretaron los hits que marcaron una historia musical que trasciende generaciones.

La jornada empezó a las 5pm con Tommy Portugal y Cielo Torres quienes abrieron el telón en un estadio que vibraba de amor y nostalgia. Daniela Darcourt tuvo una corta intervención en la tarima musical con la interpretación de “Te siento de solo pensar”.

Anna Carina , hizo su performance con “Me estoy enamorando” , levantando a todo el público de sus asientos.A continuación, Ezio Oliva ataviado de un polo conmemorativo a Pedro Suárez-Vértiz interpretó de manera impecable “Cuéntame” el primer sencillo solista del rockero peruano.

Eva Ayllón ingresó a escena con sus clásicos criollos para cerrar con “Me elevé” , que tocó las fibras más sensibles del público. En un intervalo de su participación le regaló un racimo de huayruros a Cynthia Martinez, esposa de Pedro Suárez-Vertiz.

Por su lado Gian Marco, dedicó toda su participación a Pedro con 2 temazos “No pensé que era amor” y “Degeneración actual” generando el éxtasis total en el público asistente.

Raúl Romero, le puso la cuota anecdótica a la noche y se lució además cantando “Alguien quien bese como tú”.

Amen con Marcelo Motta a la cabeza eligió ”Sé que todo ha acabado ya” con el acompañamiento   de Lucho Nuñez quien fuera primera guitarra de Pedrito.

El cierre espectacular y sorpresivo fue la presentación de Arena Hash con Patricio Suárez-Vértiz , Arturo Pomar Jr. ,y María José y Tomás Suárez- Vértiz quienes se lucieron en los coros y la ejecución de la guitarra y el teclado en los clásicos “Cuando la cama me da vueltas “ y “Y es que sucede así”.

Tomás lució en su vestimenta el pantalón que su padre utilizó en su carrera solista y María José estuvo ataviada de una blusa blanca con lunares negros que su padre solía utilizar en sus shows además de tocar una de las guitarras de la preciada colección de Pedro.

El público fiel hasta el final abandonó San Marcos, cantando el himno “Cuando pienses en volver”.