El Ministerio de Salud (Minsa) nos recuerda la importancia de proteger a nuestras mascotas este verano, ya que el golpe de calor puede ser tan peligroso para ellos como para nosotros.

Con la llegada del verano, las oportunidades para disfrutar al aire libre junto a nuestras mascotas se multiplican. Sin embargo, es crucial recordar que, durante los días calurosos, nuestros compañeros peludos son mucho más susceptibles al calor que nosotros. 

Los expertos del Instituto Nacional de Salud (INS) advierten que tan solo 15 minutos de exposición a altas temperaturas pueden causar graves daños e incluso la muerte en perros, gatos y otros animales domésticos. Por ello, es fundamental evitar exponer a nuestras mascotas al sol directo o a ambientes cerrados donde el calor se concentra.

“Cuando las temperaturas son altas, resulta muy riesgoso para nuestras mascotas exponerlos al sol, por eso es importante que las personas no coloquen a sus mascotas en el techo, el patio de la casa, dentro del auto, incluso en la playa”, expresaron.

¿Cómo podemos identificar si nuestra mascota está sufriendo un golpe de calor? Algunos síntomas de alarma incluyen jadeo excesivo, ojos hundidos, falta de energía, temblores o vómitos. En caso de observar alguno de estos signos, se recomienda colocar paños de agua fría o hielo en axilas, vientre y entre las patas del animal, y llevarlo de inmediato al servicio veterinario.

Es importante tener en cuenta que los perros y gatos no sudan como los humanos; en su lugar, liberan el calor a través del jadeo, las almohadillas de sus patas y otras zonas aisladas de pelo. Por lo tanto, su temperatura corporal puede aumentar rápidamente en ambientes calurosos y mal ventilados.

Es por ello que se debe evitar pasear a sus compañeros peludos durante las horas más calurosas del día, optando por hacerlo temprano en la mañana o al atardecer para prevenir quemaduras en las almohadillas de sus patas. 

Cabe destacar que las mascotas con sobrepeso y ciertas razas caninas, como aquellas con el pecho ancho (braquiocefálicas), son más susceptibles a sufrir golpes de calor; por esta razón, requieren una atención especial y cuidados adicionales. Así como también no es recomendable el corte de pelo, “hay canes que tienen piel sensible, sufren de alergia y el corte les agravaría el problema”, señalan los expertos.Mantenerlos frescos e hidratados, es esencial. También, asegurarse que las mascotas estén al día con sus vacunas, desparasitaciones y visitas regulares al veterinario, ya que a