La convivencia es un viaje emocionante lleno de amor y compromiso, pero también de muchos desafíos, sobre todo financieros, retos que podrían impactar en la estabilidad del hogar y de la relación.  Por ello, la comunicación y una adecuada planificación son vitales para toda pareja. 

Con motivo de la celebración por el Día de San Valentín, Andrés Uribe, director de Finanzas, Inversiones y Tesorería de MAPFRE Perú, destaca la relevancia de que las parejas reflexionen sobre su estabilidad financiera y sus hábitos de ahorro e inversión. “Es importante dedicarle tiempo a la planificación de gastos y ser muy responsables, sobre todo en parejas jóvenes que no perciben un ingreso económico elevado. Asimismo, se debe armar un plan de ahorro a futuro y considerar obtener un seguro de ahorro que les permita una mayor solvencia económica a futuro”, remarca. 

Para ayudar a más parejas jóvenes a cuidar su salud financiera y su relación en confianza, Uribe comparte algunos consejos financieros:

• Ordenen las finanzas en pareja:

El primer paso es crear un presupuesto conjunto. Enumerar los gastos compartidos y organizar los ingresos, así como priorizar los gastos individuales. Lograr un equilibrio entre sus ingresos y gastos, asignar un porcentaje para el ahorro y emergencias es la meta inicial. La fórmula 50-30-20 puede ser útil: destinar el 50% a necesidades básicas, el 30% a ocio y el 20% al ahorro.

• Paguen sus deudas a tiempo:

Si tienen préstamos como créditos hipotecarios o vehiculares, deben asegurar que las cuotas mensuales no excedan el 30% de sus ingresos. Prioricen el pago puntual para evitar moras y mantener un historial crediticio saludable. Utilicen ingresos extras para saldar deudas con tasas de interés más altas.

• Cuenta de ahorros en común:

Consideren abrir una cuenta conjunta para administrar gastos e ingresos compartidos. Asimismo, discutan las ventajas y desventajas de esta decisión y mantengan la confianza para realizar inversiones conjuntas que beneficien su futuro financiero.

• Repartan tareas financieras:

Establezcan roles claros para cada miembro en la gestión de la cuenta conjunta y las inversiones. Acuerden los aportes de cada uno y asegúrense de consensuar cualquier gasto importante.

• Tengan una meta financiera en pareja:

Conversen sobre sus objetivos financieros individuales y en pareja. Establezcan estrategias para enfrentar cambios financieros y definan su capacidad de endeudamiento. De igual forma, mantengan la comunicación abierta y honesta para garantizar que compartas los objetivos.

• Mantengan la confianza y comprensión:

Respeten las diferentes perspectivas financieras de cada uno y busquen siempre el beneficio mutuo. Establezcan metas financieras a largo plazo y trabajen juntos para alcanzarlas.  Recuerden conversar abierta y honestamente, hagan una cita periódica inamovible para conversar de temas financieros y metas conjuntas. Estos espacios sirven para llegar a acuerdos, afrontar miedos en equipo, generar un sentimiento de cercanía y confianza.

En el amor y las finanzas, la confianza, el compromiso y la comunicación son clave. Al aplicar estos consejos, podrán construir un futuro financiero sólido mientras celebran su amor en este Día de San Valentín.