Con la temporada navideña en pleno auge, las pequeñas y medianas empresas (pymes) se enfrentan a desafíos adicionales en el ámbito digital, pues, esta festividad atrae la atención de ciberdelincuentes que buscan aprovecharse de la agitación comercial. 

El aumento de las transacciones en línea, las ofertas especiales y la mayor conectividad representan una ventana de oportunidad para los ciberdelincuentes que buscan infiltrarse en sistemas empresariales y robar información confidencial. En consecuencia, las pymes deben redoblar sus esfuerzos en ciberseguridad para salvaguardar sus activos digitales y la confianza de sus clientes.

Por ello, y para ayudar a las pymes a mantenerse seguras, expertos en ciberseguridad de Bitdefender, brindan 3 consejos cruciales de ciberseguridad:

  1. Active la autenticación multifactor (MFA): Esta herramienta brinda una capa adicional de protección para verificar la identidad. Se recomienda priorizar las cuentas conectadas a datos confidenciales, en particular las cuentas de correo electrónico y las vinculadas a información financiera y de clientes.  El MFA actúa como punto de control secundario, rechazando cualquier acceso no autorizado. 
  1. Actualizaciones de software y gestión de parches: Un software sin parches sigue siendo el talón de Aquiles para muchas pymes. Es muy importante mantener todos los sistemas y software actualizados, las actualizaciones a menudo contienen parches de seguridad cruciales que protegen contra vulnerabilidades conocidas.
  1. Adoptar defensa móvil contra amenazas: Es una estrategia eficaz implementar una solución de defensa contra amenazas móviles para protegerse contra ciberataques y vulnerabilidades específicas en aplicaciones y plataformas móviles. Además, de proporcionar un control más riguroso sobre los dispositivos utilizados en el entorno empresarial.

Con estos consejos, las pymes pueden reducir significativamente el riesgo de ser víctimas de ataques cibernéticos durante la temporada navideña y garantizar la seguridad de sus operaciones digitales. Y es que, no sólo son medidas inteligentes, son tácticas esenciales en un mundo donde las amenazas cibernéticas evolucionan continuamente.