Los problemas del sueño constituyen una epidemia a nivel mundial. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cerca del 40% de la población sufre algún tipo de trastorno del sueño. La falta de una adecuada calidad del sueño resulta preocupante para la salud puesto que, a largo plazo, puede desencadenar obesidad, diabetes, debilidad del sistema inmunitario, entre otros.

Para tener una buena calidad de sueño no solo importa el número de horas, sino también el descanso continuo, sin despertar una o más ocasiones durante la noche. Respecto a las soluciones que pueden adoptarse para dormir de forma apropiada Natura comentó que la mala calidad de sueño afecta a un sector importante de la población y es imperativo revertir esta situación. Por ello, han presentado una innovación que se incorpora a su portafolio de cuidado corporal. Se trata de Tododia Todanoite, una línea de cuidados nocturnos con fragancia relajante de té de manzanilla y lavanda, con fórmula de nutrición prebiótica y B5 que actúan en las capas más profundas de la piel mientras se disfruta de una noche de sueño reparador.

Por el lanzamiento de la línea Tododia Todanoite, Natura reveló los secretos de una rutina presueño (con efectividad comprobada por el Instituto del Sueño) ideal para gozar de un descanso placentero:

Prepara tu ambiente: inicia rociando el spray relajante para el ambiente, ideal para transformar tu habitación en un ambiente cálido y acogedor. Luego, para entrar en el “modo descanso”, realiza tres respiraciones lentas y profundas.

Conecta a través de tus sentidos: elige una posición cómoda y aplica la crema nube relajante para el cuerpo con nutrición prebiótica + B5, cuya fórmula hidrata hasta las capas más profundas de la piel, en tu cuello con movimientos circulares. Luego, con los dedos índice y medio, masajea detrás y debajo de las orejas y repite el movimiento durante algunos segundos más.

Potencia el efecto relajante: mejora tu experiencia de descanso aplicando el concentrado relajante de Tododia Todanoite en puntos de relajación como las muñecas y el cuello. Asegúrate de masajear haciendo movimientos suaves y circulares hasta que sientas la fragancia inspirada en el té de manzanilla y lavanda. Lleva tu relajación al siguiente nivel tomando tres respiraciones lentas y profundas.

Otros hábitos que debes practicar:

Antes de dormir, toma un baño tibio o caliente.

Duerme de 6 a 8 horas diariamente.

Evita bebidas estimulantes como la cafeína, té y las bebidas energéticas.

Evita realizar siestas durante el día.

Realiza un deporte o entrena por la mañana.

Evita, durante una hora o dos antes de dormir, las luces azules que emiten los aparatos electrónicos.