En la sociedad, es común escuchar frases como “déjala, está con la regla”, “de seguro ya le vino”, “está en sus días”. Estas expresiones se han normalizado y lamentablemente, en su mayoría, se han utilizado en algunos contextos para insinuar que las mujeres son inestables o que no tienen control de sus emociones.

Ciertos cambios emocionales en las mujeres pueden deberse al síndrome premenstrual (SPM). Este síndrome abarca síntomas físicos y emocionales que ocurren entre la ovulación y la menstruación, tales como fatiga, hinchazón, irritabilidad, depresión, cambios de humor, sensibilidad en los senos, antojos de comida, entre otros.

Según la Oficina para la Salud de la Mujer (OASH) de EE. UU, se calcula que 3 de cada 4 mujeres ha experimentado síntomas de SPM en algún momento de su vida. Según sus investigadores, el síndrome premenstrual aparece debido a los bajos niveles de estrógeno y progesterona, y gradualmente desaparece después de que empieza la menstruación, pues los niveles de hormonas empiezan a subir.

«En el ámbito laboral, por ejemplo, algunas mujeres encuentran difícil trabajar debido a los malestares físicos del SPM, además porque experimentan emociones complejas como el fastidio, la ira, la cólera, la tristeza y la frustración», enfatiza la psicóloga Massiel Martel.


La importancia de generar empatía en torno al SPM

Para Massiel Martel, psicóloga especialista de Ladysoft, los cambios emocionales relacionados a la biología de la mujer deben ser tratados con empatía, ya que su mal abordaje puede llevar hacia la discriminación y la incurrencia en sesgos de género. 

Asimismo, Martel resaltó que la educación a los hombres sobre salud menstrual promueve la equidad de género, al fomentar el respeto y la comprensión. “Se puede iniciar una comunicación abierta y honesta en casa y en la escuela para incluir la menstruación como un proceso natural dentro de la educación sexual. A la par, enseñarles a desmitificar y ser empáticos con las experiencias de las mujeres durante este periodo, sabiendo que cada mujer vive la menstruación de manera diferente”