Se acerca Halloween, el día más «terrorífico» del año. Sin embargo, los peruanos también vivimos con un miedo constante por la inseguridad y el incremento de la ciberdelincuencia. De hecho, este 2023, las denuncias por estafas digitales y robos a través de aplicaciones se incrementaron en un 150%, según cifras de la Policía Nacional del Perú.

Para prevenir estos monstruos del ciberespacio y evitar caer en las solicitudes de los ciberdelincuentes, tyba, la plataforma de inversiones para clientes del BCP, comparte consejos y recomendaciones para que puedas mantenerte a salvo.

Monstruo 1: Phishing

En el extenso y profundo mundo del ciberespacio, los correos sospechosos son como criaturas de la noche que acechan pacientemente a los incautos. Algunos, suplantan la identidad de entidades financieras con imágenes y logos que parecen reales, usando mensajes que alertan una urgencia inmediata. Si haces clic en los peligros enlaces, el cibercriminal puede violar tu privacidad y acceder a infotmación confidencial. 

Consejo: Verifica el remitente y cuerpo del correo para revisar errores, llama a la entidad financiera para comprobar si lo que dice el correo es falso o verdad, no des clic en los enlaces sospechosos, como “activa tu cuenta”, y denuncia el correo en la opción “denunciar phishing”.

Monstruo 2: Vishing

Otro aterrador monstruo se encuentra al otro lado del celular haciéndose pasar por un asesor comercial de una entidad bancaria o una empresa particular, pero en realidad es un ciberdelincuente que, a través de llamadas telefónicas, manipula con grandes ofertas o premios, y para entregarlos, pide con astucia datos personales e información financiera

Consejo: Recuerda que ninguna entidad llama para solicitar datos financieros personales. Si tienes dudas, es mejor colgar y llamar directamente al banco para validar la información brindada a través de la llamada telefónica.

Monstruo 3: Smishing

Este tipo de estafa cobra vida en forma de mensajes de texto tentadores o alarmantes por parte de ciberdelincuentes que simulan ser una entidad financiera, empresa de telefonía, de mensajería, etc., con el objetivo de robar información personal o financiera. En vista de la gran cantidad de personas que usan el teléfono para trabajar, el smishing se está convirtiendo en una amenaza tanto para empresas como para consumidores.

Consejo: Aprende a identificar los mensajes de texto sospechosos ya que es común que se hagan pasar por: entidades financieras, empresas de mensajerías, centros comerciales, supermercados y parientes con una necesidad puntual. Por lo general, los mensajes buscan alarmarte con temas como: transferencia retenida, actualizaciones de datos urgentes, bloqueos de cuentas, claves o tarjetas, paquetes retenidos, anuncio de ganadores de concursos, ofertas laborales, etc. Si recibes alguno de estos mensajes, no ingreses al enlace, guárdalo en contacto como “Estafa” y bloquéalo.