En el cumplimiento de la Política Multisectorial de Salud al 2030 “Perú País Saludable”, el Ministerio de Salud (Minsa) desarrolla diferentes acciones con el propósito de mejorar los hábitos, conductas y estilos de vida saludables de la población, con énfasis en la promoción de la alimentación saludable, así como regular los contenidos, etiquetado y publicidad de alimentos procesados.

Actualmente, el Perú enfrenta un problema de salud pública denominado malnutrición en todas sus formas, lo que se evidencia en el incremento del sobrepeso y la obesidad, así como las enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, hipertensión y la diabetes, todas ellas afecciones que ponen en peligro la vida de la población.

“La combinación de una alimentación adecuada, la actividad física diaria al menos 30 minutos, el consumo al menos de 6 a 8 vasos de agua al día y evitar el consumo de productos procesados y ultra procesados con alto contenido de sodio, azúcar y grasas saturadas garantizan una vida larga, saludable, evita el sobrepeso y el sedentarismo”, señaló el Dr. Fredy Polo, director ejecutivo de Promoción de la Salud del Minsa.

Bajo el lema “La salud comienza en casa, con alimentos nutritivos y económicos”, el Minsa desarrolla diferentes actividades de forma permanente que permitan lograr prácticas saludables en la familia. Fredy Polo detalló que una buena alimentación en los diferentes cursos de vida mejora el estado nutricional, fortalece el sistema inmunológico y en las niñas, niños y adolescentes contribuye en su desarrollo integral y crecimiento adecuado.

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) 2022, el 63.1 % de personas de 15 y más años de edad padece de exceso de peso, siendo las mujeres la más afectadas que los hombres, con 66.3 % y 59.6 % respectivamente.

Por otro lado, en los niños y niñas peruanos menores de 5 años la forma más frecuente de malnutrición por exceso es el sobrepeso. Ambas formas, sobrepeso y obesidad, son el doble en las áreas urbanas (10 %) con respecto a las rurales (4.9 %). Por su magnitud, la obesidad y el sobrepeso son considerados como un problema alto en los menores de 5 años.

Asimismo, el 39.9 % de las personas de 15 a más años de edad presentan comorbilidad obesidad, diabetes mellitus o hipertensión, considerándose en el área urbana (42.9 %) en comparación al área rural (30.5 %). La residencia por región natural da cuenta que el mayor porcentaje se encuentra en la costa (45.1 %) que en la sierra (32.5 %) y selva (34.1 %).