En la ciencia, la tecnología, la educación o la industria se necesita resolver constantemente situaciones complejas. Para ello, una herramienta esencial que ha tomado mucha fuerza es el llamado pensamiento computacional, proceso en el cual una persona, a través de habilidades propias de la computación y del pensamiento crítico, logra hacerles frente a los problemas de distinta índole.

Su influencia se extiende a una amplia variedad de sectores. Por ejemplo, en el educativo permite a los estudiantes a diseñar habilidades para encontrar soluciones innovadoras que permitan desarrollar proyectos de manera más efectiva. En el sector tecnológico promueve el desarrollo de software, fortalece la ciberseguridad e impulsa la inteligencia artificial. En la salud contribuye a la investigación médica y diagnóstico. En los negocios, a la toma de decisiones.

“Entre los beneficios que ofrece esta habilidad destacan la eficiencia al optimizar procesos y tareas, la reducción de errores humanos al seguir enfoques lógicos y basados en datos, la capacidad para fomentar la innovación y la competitividad en un mercado laboral y empresarial en constante cambio”, explica Jesús Bellido, director de la carrera de Ciencia de la Computación la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC).

Iniciativas

Perú será sede del Desafío Bebras, uno de los eventos internacionales sobre pensamiento computacional más importantes del mundo que se llevará a cabo en el campus de la UTEC. Esta iniciativa data del año 2004 y tiene como objetivo promover esta forma de pensamiento y las habilidades informáticas entre escolares del nivel primario y secundario en el que participan estudiantes de más de 70 países del mundo.

El desafío se compone de una serie de preguntas por categoría con diferentes niveles de dificultad, que se resolverán en un tiempo de 40 a 55 minutos. Los alumnos realizarán ejercicios de opción múltiple para desarrollar conceptos como reconocimiento de patrones, abstracción, algoritmos y generalización. Esta prueba se llevará a cabo la semana del 6 al 10 de noviembre de este año.

“Recibir iniciativas como el Desafío Bebras demuestra el interés de UTEC para que los niños y jóvenes peruanos desarrollen todo tipo de habilidades y usen eficientemente las herramientas digitales que existen hoy día a fin de resolver los desafíos que pueden aparecer en distintos sectores”, concluye Bellido.