El Cáncer de Mama se manifiesta tras el crecimiento descontrolado de las células que al alterarse forman un tumor o bulto maligno en la zona del seno y que tiene la capacidad de expandirse a otras partes del cuerpo. Asimismo, esta enfermedad es la neoplasia que más afecta a la mujer en el país.

Según reportes situacionales del Observatorio Global del Cáncer (Globocan), en el Perú se diagnostican cada año más de 7 000 nuevos casos, de los cuales cerca del 40% son detectados en estadios avanzados. Además, aproximadamente cinco mujeres al día pierden la vida.

Es importante mencionar que la prevención es un factor fundamental para que puedan ser tratados, ya que si son detectados a tiempo el 90% pueden superarse. Por ese motivo y con el objetivo de concientizar a las mujeres peruanas, Auna – Trujillo se suma a la campaña de lucha contra el cáncer liderada a nivel nacional por Oncosalud.

“Desde nuestro frente realizamos más de 9 000 chequeos preventivos cada año. Sin embargo, creemos que es esencial seguir difundiendo este importante mensaje con el fin de impactar a miles de mujeres trujillanas y de todo el país, señala la Dra. Susana Alarcón de Auna – Trujillo.

A partir de los 40 años, las mujeres deben acudir a realizarse una mamografía por lo menos una vez al año. Actualmente debido al avance de la medicina, los tratamientos oncológicos son menos invasivos y tienen mejores resultados. Por ejemplo, la mamografía consta de un examen radiológico que utiliza dosis muy bajas de rayos X y ayuda a visualizar el interior del tejido mamario con el objetivo de hallar lesiones tempranas.

Este tipo de examen es una herramienta muy eficiente para diagnosticar lesiones o tumores en etapa temprana (en un tamaño menor a 2 cm), que no son percibidos por el tacto. El procedimiento consiste en colocar la mama sobre una placa de plástico. Después se comprime con una placa adicional para expandir el tejido mamario, allí se captura una imagen que luego es analizada por un médico radiólogo.

Con respecto al autoexamen, si bien ayuda a que las mujeres aprendan a conocer su cuerpo en condiciones normales este no debe entenderse como un reemplazo a la mamografía. Se recomienda acudir inmediatamente al médico si se detecta algo fuera de lo normal.