Desde el año 2020 la Fundación Prosegur impulsa a nivel global el programa “Brecha Digital”: una iniciativa de enfoque circular que apuesta por fomentar la educación de calidad con foco en las competencias del siglo XXI, así como una gestión más sostenible de los recursos de la Compañía.

Con el firme objetivo de reducir la brecha digital en colectivos vulnerables de Latinoamérica, voluntarios del área de tecnologías de la información (TI) de Prosegur identifican y reacondicionan los ordenadores que se encuentran en desuso en los diferentes países, para darles una segunda vida en manos de beneficiarios que los necesitan para formarse. Una donación que se realiza a través de la Fundación Prosegur, quien previamente detecta y analiza las necesidades de cada colectivo, asegurando un proceso trasparente y con trazabilidad.

En esta oportunidad la entidad realizó en Perú una donación de 25 ordenadores a cuatro de las escuelas que pertenecen a su Programa de Cooperación al Desarrollo “Piecitos Colorados”, en Lima, Cajamarca, Piura y Arequipa, acercando a más de 735 niñas, niños y adolescentes de estas instituciones educativas a las herramientas digitales. 

Para lograr esto se contó con el apoyo y participación de voluntarios responsables del proceso de identificación, limpieza, configuración y entrega de los equipos en las cuatro regiones del país, donde se encuentran las escuelas: 7217 Olimpia Geraldina Meléndez (Lima), 20001 Las Vegas (Piura), 40637 Fernando Belaunde Terry (Arequipa) y 16108 Fernando Belaunde Terry (Cajamarca).

“La dificultad de acceso a dispositivos informáticos y tecnológicos ha acrecentado aún más la brecha educativa en los contextos más vulnerables, como pudo evidenciarse a raíz de la pandemia.  Por ello, desde la Fundación Prosegur impulsamos esta iniciativa que permite realizar una gestión más sostenible y respetuosa con el medioambiente de nuestros residuos, mientas generamos un impacto positivo en favor de una educación digital inclusiva. Un tren que no pueden perder las nuevas generaciones”, aseguró Emma Pérez, responsable de la entidad en Perú.

Por su parte Roxana Castillo, directora de la IE 40637 Fernando Belaunde Terry en Chiguata, resaltó que “estamos muy felices y agradecidos de recibir estos equipos en la escuela, porque gracias a ello podremos incluir a las niñas y niños de primaria en el aula de computación, y esto facilitará que desarrollen sus habilidades digitales”.

Desde que el programa inició se han donado 50 equipos de cómputo en Perú y más de 1.180 a nivel global, alineando así esta iniciativa a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, puntualmente los números 4 (Educación y calidad) y 10 (Reducción de las desigualdades).