Como parte de su plan de renovación y ampliación de flota, Arca Continental en Perú, embotelladora y comercializadora exclusiva de los productos de Coca-Cola Perú, incorporó a su cadena de distribución 243 camiones de reparto, lo que representa una inversión de más 14 millones de dólares.

Se adquirieron 144 camiones de última generación de la marca Volkswagen y 99 de la marca Mercedes Benz, que no sólo serán destinados a renovar parte de la flota actual, sino que también la ampliarán, respondiendo a la creciente demanda del mercado y la necesidad de una distribución ágil y eficiente.

Estos vehículos representan un avance en eficiencia, confort, seguridad y tecnología en el transporte. Además de ofrecer un rendimiento excepcional, están diseñados con características esenciales que los hacen amigables con el medioambiente al ser Euro V, logrando reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y generando una reducción en el consumo de combustible. Otro aspecto importante es la seguridad, estas unidades cuentan con motores de alta tecnología, lo que reduce las paradas por fallas mecánicas, proporcionan las mejores condiciones ergonómicas, cuentan con una plataforma interna inteligente que reduce al mínimo el riesgo de caídas, entre otros beneficios orientados no solo a los conductores y repartidores, sino también a todos los ciudadanos.

«Esta nueva flota representa un hito significativo en nuestra búsqueda constante de modernización y sostenibilidad en Arca Continental en Perú. Estamos posicionando nuestra cadena de distribución como una de las más eficientes y sostenibles de la industria, reafirmando nuestro compromiso con la excelencia en el servicio y la responsabilidad ambiental en nuestro país”, señaló Excio Oviedo, Gerente de Flota de Arca Continental en Perú.

La decisión estratégica de Arca Continental en Perú de invertir en la adquisición y renovación de flota representa un paso significativo hacia adelante en la industria, ya que fortalece su cadena de distribución con miras a alcanzar la excelencia operacional. Al tomar este enfoque proactivo en la gestión logística, la empresa se posiciona a la vanguardia logrando mayor eficiencia en la entrega de sus productos, reduciendo tiempos y costos, reafirmando su posición como líder en la industria.