Si sospechas que alguien está sufriendo un infarto cardíaco, hay ciertas acciones que se pueden realizar de manera inmediata y que podrían implicar la diferencia entre la vida y la muerte.

Para ello, es importante identificar los síntomas de un infarto cardíaco. El signo más común es dolor torácico intenso, que se siente en el pecho y puede propagarse a otras zonas como brazos y hombros (predominantemente izquierdo), cuello, área abdominal o espalda. Generalmente, este dolor se prolonga por más de 15 minutos. Otros síntomas son sudor frío, mareos, náuseas, vómitos, hormigueo en el brazo (predominantemente el izquierdo), falta de aire, debilidad y aturdimiento repentinos.

“Ante una sospecha de infarto, es muy importante mantener la calma y actuar con rapidez. Las personas actúan mejor si conocen lo que deben o no deben hacer. Estar informados y tener unas nociones de primeros auxilios puede ayudar”, comenta la Dra. Jeanne Nadia Ramos Alarcón de la Universidad Continental.

Al respecto, la especialista brinda algunas acciones a realizar si sospechas que tú o alguien cerca de ti está sufriendo un infarto o paro cardiaco:

  • Llamar inmediatamente a emergencias. Es indispensable conseguir atención médica cuanto antes. De lo posible, trata de llamar a una ambulancia que te transporte a ti o a la persona en peligro al Hospital más cercano. En Lima, se puede contactar al Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencia (SAMU) marcando al 106.
  • Procure que la persona se siente, descanse y trate de mantener la calma.
  • Suelte cualquier prenda ajustada.
  • Consulte si toma medicamentos para el dolor de pecho por una enfermedad cardiaca conocida y ayúdele a tomarlos.
  • Aplicar la reanimación cardiopulmonar (RCP). En caso de que la persona esté inconsciente y no reacciona y no respira o no tiene pulso; inicie RCP en caso que esté capacitado para hacerlo; luego de verificar que se llamó al teléfono de emergencias. Esta técnica especialmente útil hasta que lleguen los paramédicos. En caso de no estar capacitado, desde el teléfono de emergencias le pueden brindar instrucciones.

La Dra. Jeanne Nadia Ramos Alarcón apunta que existen algunos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir un problema cardiaco. Algunas de estas son el consumo de tabaco (aumenta a más del doble la probabilidad de padecer de una enfermedad cardiaca), consumo de alcohol y drogas, niveles altos de colesterol, presión arterial, glucosa o azúcar en sangre, padecer de obesidad o diabetes, alto nivel de estrés, entre otros. “Mantener un estilo de vida saludable, con un consumo equilibrado de alimentos, así como practica de actividad física o ejercicio de manera regular puede ayudar a evitar enfermedades cardiacas”, añade la especialista.