La sensación de cansancio o agotamiento al realizar actividades diarias puede ser un aviso de que el cuerpo necesita un ajuste. Desde una mejor alimentación, hasta la implementación de una rutina regular de entrenamiento, pueden tener un efecto positivo en la sensación de bienestar. Combinar ambos puede ser muy beneficioso para la salud.

Mantener un estilo de vida saludable es esencial para el bienestar general, y dos componentes fundamentales para lograrlo son una dieta equilibrada y un plan de ejercicios. A través de lo cual se busca, desde la reducción de riesgo de enfermedades crónicas, hasta el fortalecimiento de huesos y músculos, así como una mejora en el estado de ánimo y la apariencia física.

BODYTECH, la cadena de gimnasios que ofrece la mejor experiencia de entrenamiento basada en la salud y bienestar, comparte algunas recomendaciones para tener una buena salud al combinar una dieta saludable con un programa de ejercicios:

1.Balancea los alimentos. Estos proporcionan una amplia variedad de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos y grasas, que son necesarios para el funcionamiento óptimo del cuerpo. Estos, en conjunto, colaboran en la producción de energía, función cerebral y el mejor funcionamiento del sistema inmunológico.

2.Organiza tu alimentación. Programar con tiempo lo que se va a comer cada día de la semana ayuda a evitar el consumo de alimentos poco saludables. Es recomendable antes de iniciar una dieta o plan alimenticio, consultarlo con un profesional en nutrición como con los que cuenta BODYTECH para estructurar un plan nutritivo de manera personalizada de acuerdo a las necesidades que cada uno requiera.

3.Entrena con regularidad. La cantidad de ejercicio que necesita una persona depende de su edad, nivel de condición física y objetivos de salud. La mayoría de los adultos deben apuntar a hacer al menos 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa a la semana. Los profesionales en el deporte recomiendan realizar mínimo 40 minutos de ejercicios al menos 3 veces por semana.

4.Asesoría personalizada. Combinar una dieta saludable y una rutina de ejercicio tendrá mejores resultados si se cuenta con el asesoramiento adecuado. Una evaluación médica es clave para determinar el tipo de entrenamiento necesario para alcanzar los objetivos deseados, así como un plan de nutrición integral.

“Entrenar con regularidad presenta muchos beneficios, especialmente si se combina con una alimentación saludable. Lo más recomendable es buscar espacios seguros para ejercitarse, así como asesoría profesional, especialmente en el aspecto alimenticio, así se garantiza un mejor estilo de vida”, comentó Carolina Giraldo, jefe de operaciones de Bodytech.

Un entrenamiento regular y constante brinda muchos beneficios. Ya sea que vayas al gimnasio para ganar masa muscular, bajar de peso o moldear el cuerpo es importante hacerlo con el acompañamiento adecuado por parte de profesionales. Reforzar esta actividad con una dieta saludable proporciona al cuerpo lo que necesita para funcionar adecuadamente, mientras mejora tu salud cardiovascular, aumenta tu energía y ganas flexibilidad.