La posible llegada de un nuevo virus pone en alerta al mundo una vez más. Hasta se habla del inicio de una nueva pandemia por la aparición del cuarto brote del virus de Nipah, iniciado en la India, y que podría derivar en una epidemia o, peor aún, sumergirnos nuevamente en una pandemia como la de la covid-19.
Nipah (NiV) es un virus ARN descubierto en 1998 en Malasia, causado por enfermedades infecciosas en animales, especialmente en los cerdos criados de manera doméstica. Es precisamente en estos animales donde se presenta un mayor índice de mortandad; sin embargo, también ha sido encontrado en murciélagos salvajes.
“La cepa de NiV, identificada en Malasia, parecía haber sido transmitida primero de murciélagos a cerdos, y de estos a seres humanos que laboraban en porcicultura; sin embargo, existen casos donde han sido transmitidos de persona a persona. Ello se evidenció en el primer brote, donde se vieron afectadas más de 300 personas, de las cuales fallecieron al menos el 30 % de los infectados con este virus”, mencionó el Dr. Miguel Ángel Tresierra, médico epidemiólogo y docente de la Escuela de Medicina de la Universidad César Vallejo (UCV).
Este nuevo virus puede ser transmitido a través del contacto directo con animales infectados como murciélagos o cerdos mediante sus fluidos como la sangre, la orina o la saliva. Otra forma de transmisión es mediante el consumo de productos alimenticios que han sido contaminados por los fluidos corporales de animales infectados como la savia de palma o fruta contaminada por un murciélago con virus. Un contagio adicional podría ser por el contacto cercano con una persona infectada con NiV o con sus fluidos como gotas nasales, orina y sangre.

Ante la posible llegada de este virus a nuestro país, el médico epidemiólogo Miguel Tresierra, nos dio algunas recomendaciones para reconocer los síntomas del NiV:
• Síntomas iniciales: fiebre, dolor de cabeza, tos, dolor de garganta, respiración dificultosa, vómitos.
• Síntomas graves: desorientación, somnolencia o confusión, convulsiones, coma, encefalitis.

Recomendaciones
Lavado de manos frecuente con agua y jabón.
• Evitar contacto con cerdos enfermos. La sanidad animal debe hacerse en vigilancia epizoótica.
• Evitar las áreas donde podrían habitar murciélagos.
• Evitar comer o beber productos que puedan estar contaminados o frutas que se encuentren en el suelo.
• Evitar el contacto con la sangre o los fluidos corporales de cualquier persona que está infectada con el NiV.

“Es importante no bajar la guardia, debemos completar todos los esquemas de vacunación, ya que no se trata de la covid-19, sino de otras cepas; mutaciones de otros virus”, finalizó el Dr. Tresierra.