Huawei ha lanzado en Europa un array de almacenamiento conectado a red (NAS), el OceanStor Pacific 9920, que ofrecerá hasta 92 TB de capacidad bruta en 2U de espacio de rack. Este movimiento de Huawei está dirigido a los centros de datos y esquiva las restricciones al mercado de operadores de equipos a las que está sometido, sobre todo por parte de la Unión Europea.

La 9920 es una versión básica de la gama, cuyo buque insignia, la unidad 9950, ofrece hasta 614 TB (terabytes) de capacidad bruta en un chasis de 5U. Las dos máquinas tienen en común que son totalmente flash, a diferencia de las 9520 (2U) y 9550 (5U), que están equipadas con unidades de disco duro (HDD). La familia se completa con el 9350 (5U), que ofrece un rendimiento inferior y está orientado a casos de uso que requieren un almacenamiento menos costoso para cargas de trabajo de archivo. La ventaja de los modelos basados en HDD es que pueden acercarse a los 2PB (petabytes) de capacidad.

Huawei también ofrece la gama SAN OceanStor Dorado. Sin embargo, sus familias de arrays parecen basarse cada vez menos en criterios técnicos y, desde la sexta generación de hardware lanzada el año pasado, todos los modelos utilizan más o menos las mismas placas base. La diferenciación viene de la mano de la funcionalidad integrada en el software, y cada vez más a través de contenedores. En otras palabras, eso hace teóricamente posible utilizar un OceanStor Pacific 9920 en modo SAN.

Huawei también comercializa un dispositivo de supervisión, OceanCyber, que analiza el tráfico de OceanStor en tiempo real a través de tarjetas de red instaladas en las matrices y que incluye la supervisión de ciberataques.

Modo archivo y modo bloque

Las matrices OceanStor pueden utilizarse de forma autónoma o como nodos de un clúster mediante un sistema de «gestión por inteligencia artificial» desplegado en tarjetas de aceleración de red FastLink que comparten el acceso entre ellas. Según Huawei, las matrices pueden compartir archivos a través de una red local -como en la producción de vídeo, donde el rendimiento puede ser exigente-, así como almacenamiento distribuido para casos de uso de computación de alto rendimiento (HPC).

En el extremo frontal, OceanStor Pacific 9920 ofrece conectividad NFS y SMB y admite la gestión de archivos Posix, así como MPI-IO para sistemas de archivos paralelizados. El almacenamiento de objetos es compatible con S3. También es posible la conectividad HDFS.

Las matrices pueden conectarse a través de Ethernet, RoCE o Infiniband con almacenamiento en bloque en iSCSI y Cinder (almacenamiento en bloque OpenStack). En un clúster, estas conexiones pueden privilegiarse en la comunicación entre nodos.

Varios niveles de rendimiento son posibles. La máquina puede entregarse con dos procesadores ARM Kunpeng 920, procedentes de HiSilicon, filial de Huawei, con 512 GB o 768 GB de RAM. También existe una versión con dos procesadores Intel Xeon y 1 TB de RAM.

Según las cifras de Huawei, su versión básica puede ofrecer un rendimiento de 20 GBps y 230.000 IOPS. La versión con CPU Xeon puede alcanzar 800.000 IOPS. En caso de interrupción, los modelos equipados con procesadores ARM pueden reconstruir datos a un ritmo de 2 TB por hora, mientras que la versión con Xeon alcanza los 4 TB por hora.

En cuanto a las unidades, el OceanStor Pacific 9920 cuenta con dos SSD SATA de 480 GB para alojar sistemas de arranque, con hasta 25 SSD NVMe de 2,5 pulgadas o 12 SSD de 3,5 pulgadas de capacidad. En la actualidad, se trataría de unidades quad-level cell (QLC) de alta capacidad, aunque Huawei ha hablado de la posibilidad de pasar a unidades penta-level cell (PLC) cuando -o si- estén disponibles.

Las distintas opciones de conexión incluyen 25 Gbps o 100 Gbps a través de Ethernet y RoCE, así como 100 Gbps a través de Infiniband.