Lima.- El Ministerio de Salud (Minsa) aprobó la Norma Técnica de Salud n.° 208 sobre la vacunación contra la covid-19, que autoriza el uso de la vacuna bivalente como única dosis a aplicar en el proceso de vacunación a personas mayores de 6 meses de edad.

Tal como lo anunció el ministro de Salud, César Vásquez Sánchez, no es requisito tener vacunas monovalentes previas para recibir la dosis de refuerzo. Es decir, una persona no vacunada contra la covid-19 puede acceder a la vacuna bivalente. De la misma forma, aquellos ciudadanos que recibieron solo una dosis monovalente también pueden aplicarse la bivalente.

Según la Resolución Ministerial n.° 863-2023/MINSA, las personas que tienen dos, tres o cuatro dosis monovalentes también pueden acceder a la vacuna bivalente. De esta manera, el Minsa ofrece gratuitamente esta dosis de refuerzo sin ninguna condición a todos los peruanos.

Es importante precisar que la vacuna bivalente tiene dos componentes: la cepa original del virus de la covid-19 y otra que corresponde a los linajes BA.4 y BA.5 de la variante ómicron, por ello ofrece una mejor protección.

Los grupos prioritarios que deben recibir dos dosis de la vacuna bivalente son los mayores de 60 años, pacientes oncológicos o trasplantados, inmunocomprometidos y personas con comorbilidades (diabéticos, asmáticos, hipertensos, pacientes con cardiopatías, con enfermedad renal, etc.).

Por ejemplo, mayores de 60 años requieren dos refuerzos de la vacuna bivalente en un intervalo de 4 meses. Mientras que pacientes oncológicos, inmunocomprometidos y pacientes con comorbilidades necesitan dos dosis de la bivalente, pero en un intervalo de 2 meses.

En el caso de los pacientes oncológicos o con comorbilidades que no hayan recibido ninguna vacuna contra la covid-19, requieren hasta 3 dosis de la bivalente en un intervalo de 28 días entre cada vacuna.

Para cualquier duda, el Minsa tiene disponible la línea 113 en la que se puede consultar sobre la vacuna bivalente y los puntos de vacunación. 

Dato:

Para el presente año, la meta del Minsa es aplicar alrededor de 3 millones de vacunas bivalentes, principalmente a los grupos vulnerables.