El Aloe vera, también conocido como sábila, ha sido utilizado como remedio natural por muchos años de manera empírica. Hoy en día, existen estudios científicos que han demostrado sus efectos positivos en la salud y es utilizado de manera frecuente en diversos productos, más aún, en temporada de calor y sol.
Talía Pinto León, Miembro del Consejo Consultor de Nutrición de Herbalife Nutrition, comparte las principales características que hacen del Aloe vera, un gran aliado del verano:

  • Antioxidante: uno de los principales daños que se produce en la temporada de verano es el daño a la piel. Y este puede ser más fuerte si nos exponemos a la radicación solar en el momento del día con mayor índice UV, normalmente dentro del rango de las 10:00 am. y las 04:00 pm. Pero ¿Solo la radiación solar ocasiona daño a nuestra piel? Es importante ser conscientes de que existen riesgos adicionales. El estrés oxidativo, por ejemplo, dado por el accionar de los radicales libres, ocasiona daño a las células de nuestro cuerpo pudiendo impactar de forma negativa en nuestra piel. Por eso, para prevenir este daño celular, el consumo de alimentos o la utilización de productos cosméticos con sustancias antioxidantes como vitamina C, E y betacaroteno es una gran ayuda.
  • Calmante: el Aloe vera es conocida por sus propiedades refrescantes. La utilización de productos que la contengan contribuirá a aliviar la piel luego de la exposición solar, favoreciendo que la misma no se sienta reseca, evitando de esta forma la picazón y rugosidad.
  • Hidratante: el Aloe vera también es un excelente hidratante para la piel, además de eso la misma tiene propiedades humectantes, es decir que evita que la piel pierda humedad por la evaporación. Esto es particularmente importante en temporada de verano, cuando nuestra piel puede lucir más seca, contribuyendo así a aliviar la irritación cutánea. Un gran consejo es conservar los productos de Aloe vera en la heladera para dar esa sensación de frescura extra.