¡Ya llega el verano! Y con ello tomar el sol en la playa o en la piscina para broncearnos se convierte en una actividad habitual y, en muchas ocasiones, nos sobreexponemos sin protegernos adecuadamente. Sin embargo, no debemos olvidar que los rayos de sol pueden dañar nuestra piel y que constituyen el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel u otras enfermedades como la dermatitis crónica.

Marina Mora, especialista en moda y belleza y directora de Marina Mora Escuela, comparte con nosotros en estos tips para el cuidado de la piel en esta temporada de verano, ya que “es fundamental estar bien informado de los efectos negativos del sol y tomar medidas de prevención para poder disfrutar de un verano saludable”, comentó. Así que presta atención, te explicamos 5 tips básicos para cuidar tu piel en este verano.

  • Evita tomar el sol en las horas centrales del día, trata de estar bajo la sombra o techo entre las 11 am y 4 pm, tiempo durante el cual los rayos del sol son más fuertes y llegan a tener un efecto muy perjudicial sobre tu piel.
  • Aplica el protector solar por lo menos 30 minutos antes de salir de casa o de exponerte al sol. Ten en cuenta que existen diversos tipos de protectores solares, por lo que debes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades teniendo en cuenta que debe bloquear la penetración de los rayos UVA y UVB a fin de evitar posibles enfermedades cutáneas. También existen protectores solares resistentes al agua, especiales para quienes entran y salen con frecuencia del mar o la piscina; protector para niños o bebés elaborados según el tipo de piel (como su piel es más sensible no contienen químicos, aromas o conservantes lo que los hace un producto sin riesgos de irritación).
  • Lava tu cara dos veces al día. Esto te ayudará a mantener los poros libres de suciedad, incluso si sientes que tu piel está limpia.
  • Exfolia hasta dos veces por semana. Es muy importante exfoliar bien la piel en el verano para eliminar la piel muerta y mejorar la circulación de la sangre en la cara. Para refrescar tu piel puedes mezclar la mitad de un pepino triturado y aplicarlo en el rostro.
  • Usa un tónico. El tónico es un excelente aliado para la piel porque la mantiene fresca y con los poros cerrados gracias a sus propiedades de enfriamiento natural.
  • Emplea crema hidratante. No te saltes la rutina de hidratación: debes mantener la piel y el cuerpo hidratados.