Si al pasar por un test de orientación vocacional refuerzas tu pasión por la ciencia o la tecnología, cuyos cursos disfrutabas durante tus clases de secundaria, este artículo es para ti.

“El interés por los números, el medioambiente, el ecosistema o las plantas, por ejemplo, es una característica del estudiante que le apasiona la ciencia”, sostiene Shirley Zevallos, quien en el colegio esperaba con ansias escuchar las clases de Biología y Matemáticas, y hace unos meses ya culminó sus estudios de Agronomía en la Universidad Nacional Agraria La Molina (UNALM).

La joven de 23 años también recuerda que, cuando era niña, tuvo un paseo escolar a un campo de cultivo para cosechar diversas hortalizas. Esa experiencia, y el hecho de que algunos de sus familiares también se dedicaban a la agricultura, marcó su vida porque se dio cuenta de que trabajar con la naturaleza era lo que la llenaba de felicidad.

Otros estudiantes podrían estar interesados en cursos relacionados a la tecnología, como fue el caso de Nilson Fernández, natural de Cusco, quien cursa el último ciclo de la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM). Para elegir su profesión, el joven recordó que durante su secundaria realizó diversos proyectos experimentales que despertaron su pasión en el campo tecnológico.

“Realicé una reacción química para simular la erupción de un volcán, la conservación de una orquídea propia de mi región y la obtención de plasma de la sangre del ganado vacuno para preparar alimentos para las mascotas. Entonces, me di cuenta de que quería llevar una carrera que me permitiera descubrir y aprender cómo funcionan ciertos fenómenos que suceden en el día a día”, recuerda el talento de 23 años, quien está a punto de iniciar un trabajo en el campo de las innovaciones tecnológicas.

Shirley y Nilson son ganadores de la Beca Permanencia y Beca 18, respectivamente, del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación. Y así como ellos descubrieron sus vocaciones desde el colegio, tú también puedes hacerlo.

A continuación, algunas carreras que podrían interesarte:

Física. Los profesionales de esta carrera abarcan temas relacionados al medioambiente, la energía, la materia y el espacio. Esta ciencia apoya a otras para su desarrollo y elaboración de teorías. Es decir, si quieres ser un científico, la Física es para ti.

Biología. Esta carrera está dirigida a los jóvenes apasionados por el estudio de los seres vivos y los diversos ecosistemas. Los estudiantes de Biología pueden aportar con sus conocimientos a la medicina, en investigaciones de temas, como el cáncer y la cura de otras enfermedades.

Agronomía. Es una ciencia aplicada. Su objetivo es mejorar la calidad de los procesos de la producción y la transformación de productos agrícolas y alimentarios, a través de métodos tecnológicos y científicos.

Bacteriología. Gracias a esta profesión se puede identificar los microorganismos que afectan la salud humana y animal. De tal manera, los egresados de esta carrera podrán trabajar en el diagnóstico, pronóstico, prevención y tratamiento de enfermedades.

Matemática. Esta es otra carrera en la que los estudiantes pueden desarrollarse para trabajar en diversas industrias, adquieren habilidades y destrezas necesarias para encontrar distintas soluciones dentro de un problema que requiera un proceso matemático.

Ingeniería Mecatrónica. Si la pasión del estudiante es el diseño y creación de máquinas, herramientas y diversos tipos de mecanismos que las industrias requieren, podría interesarse en la Ingeniería Mecatrónica. Además, dentro de esta carrera se encuentra una rama muy interesante: la robótica, que permite el desarrollo y programación de robots para que realicen funciones que les solicitamos.

Ingeniería Industrial. Esta carrera integra conocimientos científicos, de tecnología y de administración. A través de su estudio, se podrá ser capaz de aplicar distintas herramientas y técnicas de diseño de sistemas productivos en las industrias.

Ingeniería de Telecomunicaciones. Los profesionales de esta carrera son de vital importancia para la sociedad porque diseñan y dan mantenimiento a las antenas, satélites o centrales de almacenamiento de datos, para que todos podamos estar conectados y comunicados pese a la distancia.