La psicoprofilaxis es de suma importancia durante el embarazo, pues es la preparación física y afectiva para el trabajo del parto. El propósito de la psicoprofilaxis es poder controlar el dolor apoyándose en técnicas de relajación para enfrentar el estrés del temor al parto.

El parto natural, la integración de la pareja, el empoderamiento de la mujer y la reducción de muertes de la madre y/o hijo durante el parto, son algunas de las bondades de esta técnica.

«Esta capacitación o proceso educativo es una preparación integral de la gestante, para que desarrolle comportamientos ideales durante el parto. Esta educación sirve tanto para ella como para su entorno de vida» precisó la obstetra Paloma Carrillo Minaya de la clínica de familia de la municipalidad de San Borja.

Lo ideal es que, a partir del 5º mes (20 ss.) de gestación, hasta el momento del parto es la mejor forma en que la mujer podrá preparar su cuerpo, con esta técnica podrá reducir los riesgos y complicaciones del embarazo y del parto, las mujeres que practican la psicoprofilaxis reducen el índice de mortalidad materna.

Las sesiones que se realizaran durante la psicoprofilaxis son:

Cambios durante el embarazo y signos de alarma.atención prenatal y autocuidado.

1.Fisiología el parto.

2.atención del parto y contacto precoz.

3.Puerperio y recién nacido.

4.Reconocimiento de ambientes.

Las restricciones de la psicoprofilaxis para mujeres con las siguientes características:

• Problemas del corazón y afecciones pulmonares.

• Aborto recurrente

• Tener un embarazó múltiple o riesgo de parto prematuro.

• Anemia declarada en un estadio medio o grave.

• Insuficiencia cervical.

• Placenta previa después de las 26 semanas de embarazo.

• Ruptura Prematura de Membrana.

• Presión alta a causa del embarazo.

«La relación afectiva de medre-hijo se da desde el embarazo, el trabajo de la psicoprofilaxis ayuda a reforzar este lazo, desde la etapa de gestión» Señala la Obstetra Paloma Carrillo de la clínica de familia de la municipalidad de San Borja.

Los ejercicios permitidos son en rutinas de 150 minutos semanales, hacer aerobics de nivel moderado para mover los músculos y extremidades. Este nivel moderado significa que comenzaras a sudar y elevaras tu ritmo cardiaco.

Estas rutinas las puedes dividir en pequeños entrenamientos de 3º minutos durante 5 días a la semana, también puedes ampliar la cantidad de días de trabajo reduciendo la cantidad de horas diarias.

«Lo ideal es que la mujer gestante empiece lentamente, a su propio ritmo, sin exigirse más de la cuenta, una vez que este encaminada la rutina debe de verificar si está bajando de pesa, para poder hacer un plan nutricional que vaya de acorde a su situación» Concluye la Obstetra Paloma Carrillo Minaya de la clínica de familia de la municipalidad de San Borja.

Si tienes dudas o deseas realizar una psicoprofilaxis de manera segura puedes comunicarte al 6805555 y pedir mayor información.