Día del campesino: ¿Qué necesidades y retos afronta el agricultor para crecer en el sector?

Cada 24 de junio, se celebra el Día del Campesino, fecha en la se reconoce el rol positivo de esta labor en el desarrollo económico del país, la seguridad alimentaria y la preservación de las tradiciones culturales del área rural. El agricultor de hoy afronta diversos retos que están relacionados al avance de la tecnología e innovación, así como los desafíos climáticos más urgentes.

En BASF estamos convencidos que la agricultura es el trabajo más valioso de la tierra, los agricultores deben sentirse orgullosos del trabajo que realizan. Y nosotros trabajamos con ellos para lograr una agricultura sostenible, que les permita obtener mayor rendimiento y calidad, protegiendo el medio ambiente y atendiendo las necesidades de la sociedad y las expectativas de las generaciones futuras.
Para apoyar su labor y brindar soluciones a sus necesidades, Jorge Soriano, gerente de País de la división de Soluciones para la Agricultura de BASF Peruana, señala cinco claves en las cuales la compañía está trabajando a nivel global y en el mercado local para impulsar la labor agrícola y su sostenibilidad.

Reducir y controlar emisiones de CO2. Una de las principales preocupaciones del agricultor es proteger los recursos naturales porque es su principal fuente de ingresos. Por eso, es fundamental reducir las emisiones de CO2. Pensando en ello, BASF ha lanzado a nivel global el Programa de Agricultura Baja en Carbono, que busca reducir las emisiones producidas en las explotaciones agrícolas y atrapar más carbono del suelo. De esta manera, se obtendrán mejores cosechas y su productividad será más eficiente.

Usar nuevas tecnologías digitales. Otro de los desafíos es adaptarse al avance de la tecnología y la transformación digital. Por ello, las compañías han creado aplicaciones que no usan internet para brindar conocimiento e información valiosa a los agricultores sobre soluciones, tratamientos y equipos técnicos. Una de ellas es BASF Agro que comparte diversas soluciones productivas e información sobre aplicaciones del portafolio para cada cultivo con el agricultor.

Asegurar el abastecimiento de insumos agrícolas y calidad de los cultivos. Esta también será una de las metas de los próximos años. En ese sentido, BASF incluye productos de manejo de nitrógeno que mejoran eficiencia, herbicidas que proporcionan un mínimo de arado, reduciendo tanto las emisiones de carbono como el uso de combustible. Además, nuevas variedades de cultivos que mejoran la productividad.

Garantizar una producción agrícola de calidad con el mismo espacio de tierra. BASF viene trabajando en la creación de una química que combine sus conocimientos con tratamientos de semillas. Ello permitirá a los cultivos resistir enfermedades y crecer más fuerte desde la siembra. Así los agricultores podrán hacer un mejor uso de sus recursos y alimentar a más personas con el mismo espacio de tierra.

Mantener el suelo sano. Para que la tierra esté sana es fundamental cuidarla. Por ello, BASF trabaja con agricultores para crear una química que mantenga al suelo fértil y fructífero con la suficiente cantidad de agua y nutrientes. Así es posible maximizar la producción y asegurar una cosecha sana.

Según el Banco Mundial de alimentos, la agricultura puede ayudar a reducir la pobreza, aumentar los ingresos y mejorar la seguridad alimentaria para el 80 % de población pobre del mundo, quienes viven en zonas rurales y realizan laborales agrícolas en su mayoría.

Desde BASF continuamos trabajando en fortalecer este sector y promover una alimentación de calidad y más saludable, resaltando la labor del agricultor y brindándole herramientas que fomenten su desarrollo.