Historias que inspiran: Emprendimiento de Neiser contribuye a desarrollo de pesca artesanal en región San Martín

Neiser Tuanama Zumba (37) es un ejemplo de vida en el distrito de Pajarillo en la región San Martín. Cuando formó parte del batallón de ingeniería motorizada Huascarán 112 del Ejército en Juanjuí, sufrió un disparo en la pierna izquierda en un ataque terrorista que truncó sus sueños de una carrera militar y, peor aún, la posibilidad de caminar por sus propios medios.

Tras esta etapa, se dedicó por muchos años al cultivo de maíz en su comunidad natal Costa Rica, en la provincia Mariscal Cáceres. Ante la falta de oportunidades y su condición de discapacidad, desde el 2020 elaboraba de manera esporádica tarrafas para pesca. “Me pedían hacerlas para que pescadores artesanales las usen en los ríos, quebradas y lagunas. Según el tamaño puedo venderlas entre 100 y 150 soles y así también tener ingresos económicos”, cuenta Neiser.

A inicios del 2022, el gestor del Tambo Costa Rica, Jhon Grandez, conoció su historia como parte del diagnóstico comunal que realiza el Programa Nacional PAIS, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), para identificar los servicios que necesitan pobladores de comunidades rurales. Hoy en día, se viene apoyando el emprendimiento de Neiser que, a su vez, también fortalece la pesca artesanal en la región.

“Se coordinó con el Municipio del Centro Poblado de Costa Rica y el Gobierno Regional la entrega de hilos, agujas, plomos y demás materiales para que elabore las tarrafas en el Tambo durante el tiempo que necesite. Además, también se inició el trámite para su inscripción en el programa Contigo y acceda a una pensión por ser una persona en condición de discapacidad”, indicó el gestor del Tambo.

Al igual que Neiser, 13 558 personas con discapacidad, de las cuales 6142 son hombres y 7416 son mujeres, accedieron a diversos servicios que contribuyeron a mejorar su calidad a través de 207 Tambos en 18 regiones durante el año pasado.

A través estas plataformas de servicios, ellas y ellos participan en campañas de certificación de discapacidad, entrega de diversos bienes, orientación y fortalecimiento de sus capacidades, trámites de su DNI y entrega de medicamentos y vacunas, entre otros.

Todo esto mediante un trabajo articulado que el programa PAIS del Midis impulsa de manera coordinada con los gobiernos regionales, los Centros de Emergencia Mujer, la Omaped, las Oficinas Regionales de Apoyo a personas con discapacidad y programas sociales como Pensión 65 y Contigo, entre otros.