Recomendaciones para el regreso a clases seguro: lo que debemos y no debemos hacer

Las clases presenciales en nuestro país han iniciado y, aún en un contexto de pandemia, es importante no bajar la guardia y conocer las medidas de bioseguridad que se deben adoptar para evitar contagios en las aulas. Asimismo, desde el plano psicológico, es importante abordar el tema asertivamente al momento de explicarles a nuestros niños, niñas y adolescentes el porqué de todos los protocolos y las restricciones en un ambiente que representa integración, recreación y aprendizaje.
Para ayudarnos a profundizar en el tema, especialistas del Instituto Carrión se unen para brindarnos la siguiente información de utilidad:
¿Qué tipo de implementos de bioseguridad se debe utilizar?
“Por ahora, lo más recomendable y práctico es el uso de la mascarilla KN95 para niños o la doble mascarilla (quirúrgica), además es vital el lavado de manos, sobre todo, antes de ingerir alimentos. Es importante que todos los centros educativos tengan las medidas de bioseguridad claras para que puedan asegurarse de que el alumnado las cumpla y así evitar contagios”, explica el epidemiólogo Jorge Samamé, director de investigación y laboratorio central del Instituto Daniel Alcides Carrión. Además, el especialista nos brinda recomendaciones básicas y puntuales que no debemos olvidar:
• Lavarse las manos antes de salir y al llegar del colegio.
• Usar la mascarilla correctamente en todo momento; cubriendo nariz y boca.
• Evitar ingerir alimentos durante la trayectoria al colegio, en especial, si el menor se moviliza en transporte público o una movilidad escolar.
• Mantener el distanciamiento físico de 1 metro de distancia como mínimo.
• Llevar alimentos que no requieran de preparación ni mucha manipulación para ser ingeridos.
• No llevar frascos con alcohol líquido o en gel porque ambas sustancias representan un juguete altamente inflamable que podría tener terribles consecuencias.
Por otro lado, existe un factor psicológico muy importante que para el Dr. Crhisber Jahaziel, psicólogo del Instituto Carrión, puede representar el punto de partida para que nuestros hijos e hijas acepten y acaten las nuevas normas de convivencia en el colegio.
“Debemos entender que el regreso seguro de nuestros hijos a clases es trabajo de todos y todas, y el hogar es el principal espacio para poner en práctica las medidas de bioseguridad y autocuidado. Es importante que los niños, niñas y adolescentes comprendan la razón por la que deben adoptar las medidas de bioseguridad, para ello es fundamental que tomemos en cuenta su edad y nos comuniquemos asertivamente; de manera divertida y sencilla, mediante cuentos, canciones, bailes u otros recursos que motivan el seguimiento de las normas. No olvidemos, además, que la principal forma de enseñarles es mediante el ejemplo. Del mismo modo, los adultos no debemos transmitir mensajes de miedo sino, por el contrario, ofrecerle ideas positivas”, indica el especialista.
¿Es necesario el cambio de mascarilla durante la permanencia en el colegio? ¿Existe algún efecto negativo por el uso prolongado de la mascarilla en el colegio?
“Solo será necesario si la mascarilla se moja, cae al piso, etc. de lo contrario debemos tenerla siempre puesta, llegando a casa debemos desecharla y al día siguiente llevar una nueva. Asimismo, en casa, lo primero que debe hacer el alumno es lavarse las manos y, si es posible, darse una ducha preferentemente”, indica Samamé.
En el ámbito psicológico, el Dr. Crhisber Jahaziel aclara que no hay un efecto negativo en el uso prolongado de las mascarillas sobre el desempeño cognitivo de los niños en la escuela. “Existen estudios que concluyen que el uso de mascarilla durante clases no altera sus funciones cognitivas ni a corto, medio o largo plazo, ya que no altera la oxigenación cerebral. En todo caso es importante mencionar que, al comienzo, los estudiantes pueden presentar ciertas molestias, por la poca costumbre del uso constante, pero esto irá desapareciendo conforme vaya pasando esta etapa de adaptación a la vuelta de las clases presenciales”, finaliza.