Utilidades: Cinco recomendaciones para darles un uso inteligente

En los próximos días, los colaboradores de las empresas privadas deberán comenzar a recibir el pago por concepto utilidades correspondientes al año 2021. Este beneficio social, como se sabe, está regulado en nuestra legislación laboral y consiste en detraer un determinado porcentaje de las rentas de una empresa para su reparto en forma directa entre los trabajadores dependientes.

Deben repartir este beneficio aquellas empresas que cuenten con más de 20 trabajadores, que hayan desarrollado actividades generadoras de rentas de tercera categoría y que en el año haya obtenido una utilidad antes de impuestos. Esto último exceptúa a las empresas que estén en el régimen Pyme.

Pero, qué es lo más recomendable hacer con las utilidades, en especial en contextos de cierta incertidumbre como el actual. Jorge Luis Ojeda, docente de la Facultad de Economía de la UPC, considera que existen cinco recomendaciones para darle un uso inteligente y prudente a este ingreso.

  1. Pagar deudas
    Es importante considerar una parte de las utilidades para el pago de deudas y otra destinarla al ahorro. Cuando se avecinan momentos de incertidumbre, como el actual, siempre es mejor tener la menor cantidad de deuda posible, pues esto nos permitirá tener una mayor capacidad de gasto y operación en el futuro. Además, tener en cuenta no solo el monto, sino saber cuál es la tasa de interés en caso se trate de un crédito. En ese sentido. Se debería elegir la más alta para pagarla primero.
  2. Invertir en alternativas seguras y si es posible de largo plazo
    Considerando el contexto actual que estamos viviendo, es importante entender que las inversiones de largo plazo son las más aconsejables, dado que por lo general serán rentables en el tiempo. Así, los depósitos a plazo son una posibilidad atractiva y segura, pero es necesario hacerlo en una entidad supervisada por la SBS. La compra de acciones también es otra recomendación interesante y debe verse como una inversión de largo plazo. Finalmente, los fondos de AFP también ofrecen alternativas de inversión sin fin previsional y pueden ser una importante opción.
  3. Pedir consejo a alguien de confianza con experiencia en inversiones
    Muchas veces no todos tenemos conocimientos profundos sobre cómo invertir o cuál es el destino más conveniente. Por ello, solicitar consejos a especialistas en inversiones o inversores con experiencia y éxito comprobado puede ser una buena alternativa. Si bien no todos los negocios y sociedades tienen el mismo éxito, la experiencia previa de otros y sus conocimientos, nos pueden dar una mejor guía de cuál es el mejor camino para hacer crecer nuestro dinero.

No invertir en ofertas muy tentadoras.
Es importante averiguar bien el destino de mi dinero y asegurarse de que estemos vinculándolo con alguna transacción comercial confiable. Las propuestas de altas ganancias en breves plazos usualmente forman parte de esquemas vinculadas a falsas promesas y fraudes.

No invertir en negocios de los que no tengamos conocimiento previo
Siempre es conveniente evaluar alternativas de emprendimiento, sin embargo, es vital conocer el negocio y tener alguna experiencia no solo en la parte operativa de este, sino también en la parte administrativa. La decisión debe ser tomada luego de ser muy reflexivo, tratando de no dejarse ganar por el entusiasmo.