Clasificación de residuos: ¿Cómo ayudar a prevenir daños en la salud de los trabajadores de limpieza pública?

A diario son numerosos los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores de limpieza pública para mantener y conservar limpia la ciudad, a través del recojo de los residuos sólidos de los hogares y el barrido de calles, estos son trasladados para su adecuada disposición final con el propósito de evitar la contaminación y salvaguardar el medio ambiente.

Este personal tiene como misión principal asegurar la correcta higienización de la población, brindando un servicio esencial, que en tiempos de pandemia es casi heroica, ya que salen cada día para cumplir esta tarea, evidenciado la trascendencia de su trabajo y convirtiéndolos en una pieza clave para luchar contra la crisis sanitaria.

En ese sentido, es importante que los ciudadanos conozcan, concienticen y aprendan conductas correctas para ayudar a prevenir los peligros de esta labor. Ante ello, el área del Sistema Integrado de Gestión (SIG) de Innova Ambiental, empresa especializada en la gestión integral de residuos sólidos urbanos y soluciones ambientales para las industrias, comparte a la comunidad tres recomendaciones para contribuir a cuidar la salud de un trabajador de limpieza pública:

  1. Clasifica los residuos. – Uno de los primeros pasos es empezar a separar los residuos en casa, para ello, es importante diferenciar los contenedores donde se colocarán. Estos depósitos deben ser de distintos colores o pueden ser etiquetados con el nombre de cada residuo, para que los miembros del hogar puedan identificarlos. Se recomienda utilizar los siguientes colores: marrón para los residuos orgánicos, verde para residuos reutilizables como papel, cartón, plástico y vidrio, y negro para los que no se volverán a usar. En caso de desechar algún vidrio roto se sugiere envolver y etiquetar. De esta manera, al momento de su recolección, el personal de limpieza podrá identificar lo que está manipulando, evitando algún accidente o corte peligroso.
  1. Identifica los residuos biocontaminados: A raíz de la pandemia mundial por la COVID- 19, las mascarillas, guantes quirúrgicos, protectores faciales, etc, se volvieron indispensables. Para tener un manejo seguro de estos residuos, es necesario utilizar una bolsa de color rojo y/o etiquetar con la palabra “peligroso” y atarla con doble nudo, esto contribuirá a minimizar los riesgos, reducir los posibles contagios y/o accidentes tanto en la salud de la familia, como para las personas que realizan la labor de recolección.
  1. Separa los desechos peligrosos: Hoy en día las pilas y residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) como decodificador, router, celulares y sus accesorios son de gran utilidad en nuestra vida cotidiana. Estos residuos pueden tardar hasta mil años en descomponerse. Por ello, debemos tomar en cuenta que un mal manejo de estos productos termina con la exposición de sustancias peligrosas y altamente tóxicas, que al entrar en contacto con las personas provocan daños graves a la salud, por lo que, al separarlas no solo estarías cuidando el bienestar de la familia, sino también al trabajador de limpieza y el medio ambiente. En este caso, se aconseja juntar estos residuos y llevarlos a los puntos de acopio más cercanos.

Debemos tener en cuenta que el personal de limpieza es indispensable para garantizar la seguridad e higiene de los espacios. Por lo tanto, es importante poner en práctica estos hábitos desde casa, con el objetivo de educar a la comunidad y proteger a quienes cuidan y mantienen limpio el planeta.