Ancón: Jóvenes voluntarios contribuyen en recuperación de áreas protegidas afectadas por derrame de petróleo

Comprometidos con la conservación de nuestra biodiversidad frente a la emergencia ambiental suscitada en el litoral peruano, jóvenes universitarios se suman de manera voluntaria a las acciones encabezadas por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) para la recuperación de los ecosistemas y especies de fauna afectadas por el derrame de petróleo en el ámbito de las áreas naturales protegidas del distrito de Ancón.

Ante esta emergencia, el Ministerio del Ambiente realizó un llamado a la ciudadanía y en especial a los jóvenes estudiantes de carreras especializadas de biología, veterinaria e ingeniería ambiental, para apoyar en las acciones que este sector viene impulsando desde el primer día de la alerta para recuperar los espacios afectados.

Se recibieron más de 30 solicitudes de universidades y grupos organizados interesados en involucrarse de manera voluntaria en las acciones que se vienen llevando a cabo en la Zona Reservada Ancón y los Islotes Grupo de Pescadores de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras.

El involucramiento de estos jóvenes voluntarios conforma un punto fundamental en la estrategia desarrollada por el Sernanp para la remediación de los ámbitos afectados a un corto, mediano y largo plazo, en el que se viene articulando hasta la fecha con la Universidad Científica del Sur, la Universidad Faustino Sánchez Carrión, la Universidad Nacional de Ingeniería, la Universidad Nacional Federico Villareal y la Universidad Nacional Agraria La Molina.

Para el desarrollo de estas actividades, los voluntarios recibieron charlas de inducción, fueron organizados en brigadas y acompañados permanentemente por especialistas del Sernanp. Además, se les hizo entrega del equipo de seguridad necesario para garantizar su salud.

Además del rescate y traslado de fauna, los jóvenes voluntarios apoyaron también en actividades de identificación y georreferenciación de áreas afectadas por el derrame de petróleo y sensibilización sobre los riesgos de contaminación por hidrocarburos.

Con su apoyo no solo contribuyen a la recuperación de la diversidad biológica y ecosistemas de las áreas naturales protegidas que se hayan visto afectadas, sino también forman parte de una gran experiencia de vida en defensa de nuestra naturaleza.