La prevención es la mejor herramienta para la lucha contra el cáncer

La pandemia ha obligado a las personas a tener nuevos y mejores hábitos de higiene, pero sobre todo a prestarle más atención a su salud y a cualquier señal de alerta que repentinamente aparezca en su cuerpo. Estas acciones son esenciales – aunque no lo crea – para la lucha contra el cáncer, pues para erradicar este mal, la prevención es vital. Obtener un diagnóstico oportuno permitirá evitar cualquier retraso y mejorar notablemente la vida de los pacientes.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional Contra el Cáncer declararon el 4 de febrero como el Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer, con la finalidad de crear conciencia en la prevención y control de esta enfermedad.
Según estudios de la OMS, cerca de un tercio de las muertes ocasionadas por cáncer se deben al consumo de cigarro y alcohol, a un elevado índice de masa corporal, a la falta de ejercicio y a la baja ingesta de frutas y verduras. En Perú, según el Ministerio de Salud, más de 69 mil personas son diagnosticadas con cáncer cada año, ocasionando alrededor de 34 mil muertes. Además, los cánceres de próstata, de mama, de estómago, de colón – recto y de cuello uterino son los cinco tipos de cáncer de mayor incidencia entre los peruanos, siendo el de mama el de mayor prevalencia en mujeres y el de próstata en hombres.
Por esta razón, buscando promover una cultura de prevención para seguir cuidando la salud de los peruanos, MAPFRE comparte las recomendaciones del Dr. Jordán Gutiérrez, quien destaca, además de hábitos más saludables, la importancia de los chequeos preventivos para una detección temprana que reduzca los riesgos.

ALIMENTACION SALUDABLE
Consumir frutas y verduras variadas y de estación, de preferencia las que tienen alto contenido de fibra y antioxidantes. Es importante que comamos de manera frugal, sin excedernos, para mantenernos saludables.

ACTIVIDAD FÍSICA
Eliminar el sedentarismo es una de las primeras acciones que debemos hacer para prevenir el cáncer. Empezar por lo básico, como una caminata de 15 minutos y luego ir aumentando la intensidad de nuestros ejercicios para cumplir los objetivos que nos pongamos. Lo ideal es realizar 45 minutos diarios de cualquier actividad física.

NO FUMAR
Fumar está relacionado directamente con varios tipos de cáncer como el de pulmón, boca, faringe, vejiga y riñón. Es necesario erradicar el tabaco de nuestras vidas, no sólo a través de un cigarrillo, sino también el tabaco masticable.

PROTEGERSE DEL SOL
El cáncer de piel es uno de los más comunes y uno de los que más se pueden prevenir. Es importante que usemos bloqueador y que evitemos exponernos al sol desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde, pues la radiación es más fuerte y peligrosa. Además, se recomienda evitar las camas solares.

CHEQUEOS PREVENTIVOS
Además de mantener una vida saludable, lo más importante es realizarse un chequeo preventivo oncológico anual. De acuerdo a información publicada por el Ministerio de Salud, el 70% de los casos de cáncer son detectados en estadio avanzado (estadios III y IV), solo un 30% se detecta en estadio temprano, de estos solo el 4% se detecta en estadio 0 (in situ). Lo que revela una gran necesidad de impulsar la detección temprana. Con el seguro de salud “Trébol Salud” de MAPFRE este chequeo preventivo anual está cubierto al 100% e incluye exámenes para descartar cáncer como mamografía, papanicolau y antígeno prostático.
El cáncer es una de las enfermedades más mortales y costosas en el país, pues su tratamiento puede superar en promedio los S/ 300 mil anuales. En ese sentido, la atención médica de un caso oncológico de manera particular en una clínica privada puede significar en la mayoría de los casos un desbalance económico importante, incluso imposible de afrontar. Por tal motivo, un seguro de salud que incluya la cobertura oncológica al 100% (sin copagos) en las clínicas afiliadas, como los planes Trebol Salud y Viva Salud de MAPFRE, permite garantizar una atención de calidad en centros especializados sin restricciones ni ocasionando un endeudamiento familiar.