COVID 19: Cómo cuidar a nuestros niños en los talleres de verano

Los talleres de verano ya comenzaron y algunos pequeños están asistiendo de manera presencial a clases de arte, dibujo, pintura, teatro, baile, ajedrez, ciencias, entre otros cursos, a pesar de que todavía no están inmunizados. En estas circunstancias es muy importante que los padres de familia tomen precauciones para impedir que sus hijos se contagien con COVID-19 y evitar que lleven la infección a casa. El doctor Julio Cachay, infectólogo de la Clínica Ricardo Palma, recomienda:


• Observar las condiciones e infraestructura del lugar donde se realizará el taller: Debe tener carteles visibles con información actualizada sobre métodos para prevenir el coronarivus. Debe indicar la forma de circulación delimitada en áreas de acceso y salida de las instalaciones, para facilitar el distanciamiento social y evitar la circulación cruzada. El área donde se efectuará la actividad deberá tener una ventilación adecuada. También asegúrese de que los lugares de espera estén señalizados, para tener una distancia de 2 metros entre el personal de la institución y las personas que vayan a recoger a los niños entre sí.

• Duración de los talleres: Cada institución debe organizar un sistema de turnos que considere el tiempo estrictamente necesario para la realización de los mismos, así como para el ingreso y salida de las instalaciones sin generar aglomeraciones. Además, incluir un tiempo extra para la desinfección de los materiales usados y de los ambientes

• Síntomas ante los cuales el niño no debe asistir a los talleres: Fiebre, tos, cansancio, dolor de garganta, diarrea y ojos rojos, principalmente

• Pruebas a realizarse ante casos de sospecha de infección por COVID-19: Prueba molecular y la prueba de antígeno contra el SARS-CoV-2

Asimismo, el especialista subraya que durante el dictado del taller los chiquitines deben:
• Lavarse las manos con agua y jabón y desinfectárselas con alcohol en gel o alcohol al 70% antes de iniciar las actividades.

• Usar mascarillas durante todo el desarrollo de las clases.

• Mantener la distancia de 2 metros entre estudiantes y docentes, así como los estudiantes entre sí.

• No deben realizar actividades que impliquen contacto físico.

• No compartir materiales en ningún momento.

A pesar de la pandemia, es fundamental que los pequeños aprendan a relacionarse con otras personas en forma presencial para tener un mejor desarrollo socioemocional y reducir los cuadros de ansiedad y estrés infantil.