Tecnología moderna, seguridad y trabajo digital: las prioridades que tienen los CIOs para este 2022

La crisis sanitaria golpeó al mundo sin distinción. La nueva normalidad impulsó a que muchas empresas se transformaran adaptándose a la digitalización en los procesos de sus negocios. Las empresas tuvieron que modernizar la forma en la que interactúan, tanto con sus clientes como con sus empleados.

En este marco, se realizó la octava edición de “Logicalis Global CIO Survey”, un informe que se realizó a partir de la consulta a 1.000 responsables de Tecnologías de la Información en empresas de 28 países.

“Pese a la consciencia de transformar los negocios, no siempre se toman medidas eficaces para lograrlo. En muchos casos, por ejemplo, se debe a que las compañías carecen de la infraestructura adecuada para hacerlo”, explica Sergio Morales, gerente general de la región andina para Chile, Perú y Bolivia de Logicalis Perú.

El papel y las prioridades del CIO han cambiado drásticamente, y es necesario poner en marcha alguna acción urgente para satisfacer a los clientes, liderar el mercado, facilitar a sus empleados un puesto de trabajo digital y garantizar la continuidad del negocio y su resiliencia tras la pandemia.

“Se necesita el apoyo y respaldo de toda la organización para acelerar este proceso de evolución ya que el futuro basado en un modelo de trabajo digital requerirá del compromiso de los colaboradores”, detalla Morales.

Nuevos espacios y tecnología moderna

La forma de trabajar está en plena evolución. Ha llegado el fin de la jornada presencial con un horario definido, dando paso a la proliferación de nuevas fórmulas híbridas en todo el mundo, que requieren nuevas capacidades digitales.

El 77% de encuestados invierte más en planificación estratégica para ayudar a crear tecnologías modernas que ayuden a sus empresas a cumplir sus objetivos y mejorar sus compromisos con los clientes.

“El 73% de los CIOs reconoce la importancia que ha cobrado la experiencia de cliente, un fenómeno que no debe perder fuerza. Además, el informe revela que 4 de cada 5 encuestados (81%) consideran que su estrategia de redefinir esta experiencia de cliente se reforzará aún más en los próximos 5 años”, menciona Morales.

Las compañías deben modernizar la forma en que interactúan, tanto con sus clientes como con empleados. El 79% de los encuestados cree que su organización no está alcanzando el ritmo de cambio necesario y se está quedando rezagada con respecto a su competencia.

Concientización de la seguridad

Los resultados del informe indican que existe una gran concienciación en materia de seguridad y el 94% de los consultados reconoce que sufrirá alguna amenaza seria en los próximos 12 meses. Entre ellas, se mencionan las filtraciones de datos (47%), el malware y el ransomware (39%) como principales riesgos para sus organizaciones.

Sin embargo, solo el 40% ha puesto en marcha algún plan de continuidad del negocio que les permita seguir operando si sufren un ataque. Apenas el 27% de las organizaciones menciona la continuidad del negocio y su resiliencia como una de las prioridades.

“Tenemos que comprender que frente a la volatilidad que existe en los mercados y economía, es urgente fortalecer a nuestras organizaciones con tecnología e innovación. De esta forma, satisfacer a los clientes, liderar el mercado, facilitar a sus empleados un puesto de trabajo digital y garantizar la continuidad del negocio y su resiliencia tras la pandemia será sostenible en el tiempo”, sentencia el ejecutivo.