El agrandamiento de la próstata varía de hombre a hombre a medida que envejecen y podría causar dificultad al orinar. No tratarlo, podría conllevar infecciones del tracto urinario, daño en la vejiga o en los riñones y hasta incontinencia urinaria.

Un reciente estudio que ha realizado el Centro Médico Especializado In-salud ha determinado que 90% de peruanos tienen agrandamiento de próstata en grados bajos pero no acuden a tiempo a un especialista.

El urólogo Antonio Grandez Urbina, mencionó que así el agrandamiento de la próstata sea bajo, los hombres deben atenderse a tiempo para que esta situación no se agrave porque “existen algunos hábitos, como el consumo de alcohol y el sedentarismo, que agravan los síntomas”.

Los síntomas más comunes del agrandamiento de próstata son los siguientes:

● Polaquiuria: orinar con frecuencia poca cantidad de orina.
● Ardor miccional: al comienzo de la micción y hacia la punta del pene.
● Tenesmo vesical: es la sensación de vaciamiento incompleto al terminar de orinar, quedarse con ganas de orinar al terminar.
● Apremio miccional e incontinencia de orina: muy variables de intensidad.
● Secreción uretral: no es habitual, pero se suele descubrir secreción al despertarse por la mañana, a diferencia de las ETS en las que la secreción uretral es más constante a lo largo del día.

Para tratar los síntomas y las causas del agrandamiento de próstata, existe una técnica denominada Rezum que está indicada para pacientes que sufren hiperplasia benigna de próstata y que se lleva a cabo por vía transuretral . Consiste en la inyección de vapor de agua para reducir el tamaño de la próstata, el mismo que se inyecta directamente al tejido hiperplásico o agrandado que provoca la obstrucción de las vías urinarias y los síntomas.

A decir del Dr. Antonio Grandez Urbina, urólogo del Centro Médico Especializado In-salud, “el agrandamiento de próstata tiene solución en cuanto el paciente acuda a tiempo a consulta e inicie el tratamiento regenerativo que va a detener el proceso degenerativo de próstata y reducir su tamaño”

“Si un paciente tiene dolor al orinar o secreciones debe verse a tiempo, para que no empeore y pueda hacer efecto el tratamiento no invasivo, mientras estemos en un nivel 1 o 2 de agrandamiento, el tratamiento es altamente efectivo. Asimismo, el paciente debe cambiar ciertos hábitos de vida como el consumo de alimentos que agravan el problema como el alcohol y las comidas picantes, así como destinar mayor tiempo para la actividad física diaria”.

Cabe señalar, que una sesión de este innovador tratamiento dura aproximadamente 30 minutos y está indicado para pacientes con síntomas urinarios leves o con problemas para tolerar la medicación de la próstata, así como hombres con próstata mayor de 30 cc y menores de 80 cc.