Turismo: Cinco lugares del Parque Nacional Huascarán que no debes dejar de visitar

Existen diversas cordilleras en el mundo, probablemente los más conocidos son de los Himalayas del Asia, los Alpes de Europa, Rocky Mountain de Norteamérica y los Andes de Sudamérica. En el Perú tenemos a la cordillera Blanca, que es parte de la cordillera de los Andes, ubicada en el corazón de los andes peruanos.

Tiene los glaciales tropicales más extensos y más altos del mundo, y está protegida por el Parque Nacional Huascarán. Es un lugar muy visitado por personas de diferentes países por su excepcional belleza natural de importancia mundial y considerado Patrimonio Natural Mundial por la UNESCO desde 1987.

La gerente de proyecto en turismo y educación en NANDI PERU, Sayaka Ota, con el fin de incentivar el turismo a este destino, te recomienda cinco lugares que no debes dejar de conocer si estás en el Parque Nacional Huascarán:

  1. Laguna Parón: laguna de color azul turquesa, es la más grande de la cordillera Blanca. Se aprecia nevados de 5000 y 6,000m de altura. Existe un mirador natural que se llega caminando y se puede realizar paseos en bote.
  • Laguna Chinancocha: llamada erróneamente laguna Llanganuco. La laguna de intenso color esmeralda está rodeada de árboles de queñual, característico de zonas altoandinas. También se puede realizar paseos en bote.
  • Laguna 69: laguna de color cobalto turquesa. Se accede mediante una caminata de un día, y puedes apreciar cataratas y nevados como el Huascarán y Chopicalqui principalmente. Se recomienda una aclimatación adecuada y buen equipo.
  • Laguna Churup: llamada también la laguna de siete colores, de color azul profundo y el borde de la laguna de diferentes tonalidades de verde. Se accede mediante una caminata, se recomienda una previa aclimatación y buen equipo.
  • Pastoruri y las puyas: se visita una comunidad de puyas, que es una planta altoandina que cuenta con la mayor cantidad de flores y con el racimo más alto del mundo. Luego a Pastoruri, donde se llega hasta 5000m de altitud y aquí se puede ver la nieve de cerca. Este sendero es considerado como la ruta del cambio climático.